Curiosidades

El lugar con el nombre más largo (e impronunciable) del mundo

Queda en Nueva Zelanda, tiene 85 letras y es la denominación de una colina de la localidad de Porangahau.
sábado, 02 de febrero de 2019 · 14:27

Recordar -y pronunciar- un nombre extraño en un idioma que no es el propio puede ser con frecuencia una ardua tarea para cualquiera. Pero si se trata de una palabra especialmente larga, la labor puede convertirse en imposible.

Esto es algo que suele ocurrirles a quienes viajan hasta Porangahau, un pueblo que apenas alcanza las 200 almas situado a orillas del Pacífico, en la costa este de Nueva Zelanda. La localidad, que dista unos 50 km de Waipukurau -la ciudad más grande de la zona-, posiblemente pasaría desapercibida por los turistas si no fuera por una peculiaridad: tiene el lugar con el nombre más largo (e impronunciable) del mundo.

Se trata de una colina de solo 305 metros de altura bautizada como Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu.

La palabra, que en lengua maorí significa “El lugar donde Tamatea, el hombre de rodillas grandes, que se deslizó, trepó y tragó montañas, conocido como devorador de tierras, tocó la flauta a su ser querido”, cuenta con 85 letras, ni una más ni una menos.

Sin embargo, la complejidad que encierra utilizar este vocablo que rinde homenaje a la protagonista de una leyenda maorí ha llevado a los locales a denominarla simplemente Taumata.

lugar

lugar

La peculiaridad del nombre se ha convertido en un auténtico filón. Y es que son miles los turistas que se acercan cada año hasta este rincón del mundo con el único objetivo de fotografiarse junto a su famoso cartel. Pero conseguir una buena imagen no siempre es fácil, ya que la longitud del letrero dificulta captarlo en toda su totalidad.

Si bien es cierto que esta colina neozelandesa figura desde hace años en el Libro Guinness de los Récords como el nombre más largo de un lugar -y así lo indican in situ-, la polémica está presente. Y es que existe una ciudad cuyo nombre poético supera su longitud en varias decenas de letras. Es ni más ni menos que Bangkok, con 163 caracteres (Krung thep maha nakorn amorn ratana kosin­mahintar ayutthay amaha dilok phop noppa ratrajathani burirom udom rajaniwes­mahasat harn amorn phimarn avatarn sathit sakkattiya visanukamprasit).

Más allá de la urbe asiática, en Europa se encuentra Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch, un pueblo galés de la isla de Anglesey cuyo nombre está compuesto por 58 letras, un número nada despreciable. Intentar pronunciar esta interminable secuencia resulta también imposible, por lo que entre sus vecinos es conocido popularmente como LlanfairPG o, simplemente, LPG.

En estas circunstancias, si a la hora de viajar buscás este tipo de curiosidades, la localidad británica cumple con los requisitos.

Fuente: La Vanguardia

Comentarios