crisis profunda

Sanjuanina en Ecuador: "Hace una semana que no hay clases y no salimos de nuestra casa"

Nasim Rohani, una sanjuanina radicada hace más de 5 años en el país tropical, contó cómo viven con su familia los enfrentamientos que se producen desde el miércoles y ya suman 5 muertos.
viernes, 11 de octubre de 2019 · 11:49

Ecuador se encuentra en una situación crítica desde hace una semana, debido a una fuerte crisis política y económica que terminó con un levantamiento del pueblo indígena y protestas multitudinarias, que ya suman 5 muertos, cientos de heridos, 10 policías en manos de los manifestantes y 766 detenidos en las protestas. En medio de esta situación caótica, una sanjuanina relató a Tiempo de San Juan cómo viven con su familia la difícil situación desde adentro. 

Nasim junto a su hijo Alí

Nasim Rohani vive desde hace poco más de cinco años en Ecuador, está casada y tiene un hijo de 4 años. Desde que comenzaron los problemas, contó, no pueden ir a sus lugares de trabajo, las escuelas no están funcionando y hay desabastecimiento en los supermercados. 

"Ha sido bastante sorpresivo", explicó la sanjuanina, "dentro de todo tenemos una economía que a pesar de estar golpeada es bastante estable, sabíamos que a nivel político había mucha tirantez, pero esta medida, que ha sido quitar los subsidios a los combustibles, ha generado una reacción muy fuerte en poco tiempo". Tanto fue así, que la tranquilidad del día a día de la familia de Nasim se vio interrumpida de un momento para otro, poco después del anuncio empezó el paro y la situación escaló rápidamente hasta que el miércoles pasado se sorprendieron cuando "se escucharon sirenas,  empezaron a haber saqueos, la gente empezó a alarmarse muchísimo, los supermercados comenzaron a desabastecerse y la gente salió a comprar como loca. No hay pan, frutas, vegetales, huevos y lácteos". 

El conflicto empezó con un paro y luego llegó el levantamiento del pueblo indígena

Los problemas comenzaron el pasado 1 de octubre, cuando Lenín Moreno anunció que quitaban los subsidios al combustible, una medida acordada con el FMI, al que Ecuador le solicitó un préstamo. Cuando esto sucedió, hubo voces contrarias en todo el país y el 3 de octubre iniciaron las protestas, el 5 hubo bloqueos por parte de campesinos e indígenas y se convocó a un paro nacional. 

Nasim contó que esto fue lo primero en impactar en el día a día de su familia, ya que moverse a los lugares de trabajo o las escuelas se convirtió en algo imposible. "Tratamos de hacer trabajos desde casa", explicó la joven mamá. Además contó que el impacto social ha sido muy fuerte: "yo vivo esto con mucha tristeza, nunca había vivido algo así en este país, que es muy tranquilo, muy alegre. Nunca había vivido la ciudad tan muerte, la gente tan triste". 

La zona donde se encuentra la familia de la sanjuanina está alejada del inicio de los conflictos, ya que las movilizaciones empezaron en las sierras ecuatorianas, pero poco a poco, las protestas se acercan. "El pueblo indígena se levantó y empezó a marchar hacia la costa, primero a Quito y cuando llegaron el Presidente cambió su sede de gobierno y se viene a Guayaquil, que es donde vivo", explicó Nasim. 

Si bien tanto la sanjuanina como su familia no han tenido problemas directos con manifestantes, ella explicó que se han visto afectados por el estado de excepción en el que se encuentra el país. "Se determinó el toque de queda después de las 20 en las zonas cercanas a donde el gobierno está funcionando, ministerios y aeropuertos", contó. 

Nasim dijo que lo que le toca vivir le recuerda "a las veces que en Argentina hemos vivido saqueos, gobiernos problemáticos y transiciones muy difíciles, pero es diferente vivirlo acá, con un hijo chiquitito, teniendo que interrumpir las actividades".