drama en españa

Cómo es el ascensor con el que intentarán rescatar al nene que cayó a un pozo

De avanzar con éxito la misión, el niño de dos años podría ser rescatado este domingo, aunque hay preocupación por los 6 días transcurridos.
sábado, 19 de enero de 2019 · 20:50

Seis días después de que haya caído en un pozo de unos 100 metros de profundidad en la localidad malagueña de Totalán, España, se inició hoy la perforación de un túnel paralelo que permita llegar hasta el lugar donde está el niño Julen, de dos años, y rescatar al menor.

Pese a que el plazo estimado para llegar a sitio donde está el niño puede seguir variando, los rescatistas consideran que podrán llegar al lugar en unas 35 horas. 

La cuenta atrás comenzó a las 13.45 hora local (9.45 de Argentina), con lo que si se avanza sin inconveniente el rescate se podrá concretar a última hora del domingo.

Según cuenta diario Sur, un herrero malagueño está fabricando la "cápsula" de rescate con la que se espera devolver a Julen a la superficie.

Se trata de una especie de ascensor con capacidad para dos personas y contará con un equipo de aire. La cápsula tiene un diámetro de 1,05 metros por 2,5 metros de altura.

En ese habitáculo descenderán los mineros encargados de realizar la "galería horizontal" que prevén de cuatro metros de longitud y que utilizarán para alcanzar la cavidad donde se encontraría Julen, debajo del "tapón de tierra" hallado en las primeras prospecciones. 

"Aparte tiene conductos preparados de aire; tiene también abajo un pozo, un adosado que lleva la cápsula donde en el caso supuesto de que la cantera que se va a hacer -donde se depositase todo el material de la excavación- se llenase pues tendría la capacidad de cargar casi 500 kilos de tierra y sacarla hacia arriba", detallaron.

"Estamos más cerca que nunca", aseguró el flamante presidente de Andalucía, Juanma Moreno, quien visitó hoy el lugar del accidente, desde donde confió en que el "esfuerzo encomiable" que se está haciendo dará sus frutos.


El coordinador del operativo, el delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos en Málaga, Ángel García Vidal, aseguró en una conferencia de prensa que "tenemos la esperanza de que las condiciones sean un poco más favorables de lo que han sido hasta ahora". 

La perforación del túnel vertical puede tardar unas 15 horas y luego se tendrá que excavar de forma manual otro túnel horizontal con martillos neumáticos, un proceso que sumará 20 horas más, explicó.

Los técnicos esperaban poder comenzar con la excavación el viernes, pero cuando realizaban los movimientos de tierra previos se encontraron con un macizo rocoso "extremadamente duro" que complicó el proceso y obligó a utilizar otras máquinas para romper la roca. De esta forma, el operativo se retrasó más de lo previsto.

La lluvia que cayó durante la madrugada y la mañana del sábado no impidió que continuaran los trabajos de movimientos de tierras de la plataforma donde está situada la perforadora. 


La plataforma finalmente está a unos 25 metros de profundidad, por lo que la perforadora deberá penetrar en el terreno al menos 60 metros, hasta llegar a los 80 metros desde donde partirá el túnel horizontal que se excavará de forma manual para intentar alcanzar el lugar donde se cree que está el niño.

"En ese espacio nos podemos encontrar con afloraciones del macizo rocoso que ralentizó las operaciones de desmonte", advirtió García Vidal. 

Julen se precipitó en el pozo del terreno familiar el último domingo cuando jugaba mientras sus padres preparaban una paella en el lugar, y desde entonces no hay señales de que esté con vida.

Fuente: Los Andes 

Comentarios