Estados Unidos

Asesinó a su mujer, suegros y cuñado: detalles conmocionantes

El asesino además llevaba un año haciéndose pasar por su esposa, a quien había enterrado en el jardín.
martes, 15 de enero de 2019 · 11:00

La comunidad de Tampa, en Florida, Estados Unidos, no sale de su conmoción. A la noticia de un macabro triple asesinato en Tarpon Springs se le sumó un cuarto muerto. 

Los cadáveres de Richard Ivancic, de 71 años; su mujer Laura Ivancic, de 59; y el hijo de la pareja, Nicholas Ivancic, de 25 años, fueron encontrados junto a los de sus tres perros en la casa de la familia en Año Nuevo.

Días después, los investigadores descubrieron que el asesino era Shelby Svensen, yerno y cuñado de las víctimas, quien llevaba un año haciéndose pasar por su esposa, Jamie Ivancic, a quien también había asesinado y enterrado en su jardín.

Jamie y Nicholas eran hijos adoptivos de los Ivancic, que no habían podido concebir y los adoptaron cuando eran chicos. En enero de 2018 Jamie, de 21 años, le contó a Karma Stewart, su hermana biológica, que estaba pensando en abandonar a su marido y quedarse con la tenencia de sus hijos, que ahora tienen 2 y 3 años.

Llevaban dos años de casados, pero la Policía había acudido varias veces hasta la casa de la pareja por peleas. "Tenían denuncias cruzadas por violencia", detalla el medio local Tampa Bay Times.

Poco después el mismo mes, Jamie dejó de llamar a sus padres. Como no se llevaba bien con ellos (los había denunciado por malos tratos), su silencio no despertó sospechas. Richard y Laura Ivancic no podían concebir y adoptaron a Jamie y Nicholas cuando eran niños.

"Hace unos meses me contacté con su madre por Facebook y me dijo que había visto fotos de los niños y que Jamie estaba bien, aunque se sentía deprimida", explicó Stewart.

Nadie había conseguido hablar de forma directa con Jamie. Pero sí recibían fotos de sus hijos desde su WhatsApp. Su marido, que siempre respondía al teléfono, repetía la misma excusa. "Está muy ocupada para hablar ahora", respondía.

La verdad es que Svensen la había matado de un golpe en la cabeza. Lo explicita la autopsia: "Traumatismo de cráneo violento".

El sheriff del Condado de Pasco, Jeff Harrington, contó cómo dieron con los primeros tres cadáveres y, luego, con el cuarto cuerpo.

"El 31 de diciembre, uno de los hijos del matrimonio anterior de Richard Ivancic, padre de Jamie, llamó (a la Policía). Le extrañaba que no hubiera dado señales de vida desde principios de mes y los vecinos decían que el aire acondicionado llevaba funcionando sin parar. También que la casa desprendía un olor putrefacto. Los tres cuerpos de los Ivancic estaban en estado de descomposición. Habían sido asesinados a golpes", detalló en conferencia de prensa.

El 3 de enero, detuvieron a Svensen en Ohio, donde se crió. Según Oscar Marcano, un conocido del asesino, había llegado a ese estado unos días antes de Navidad en "un vehículo que nadie reconocía". Había huido en la camioneta de su suegra, Laura Ivancic, y se había llevado a sus hijos, quienes "no presentaban lesiones". El baúl estaba cargado con las joyas y objetos de valor que les había robado a los suegros y luego vendería. "Dijo que había heredado 25 mil dólares", narra Marcano. 

Como si nada hubiese pasado, apenas llegó a Lakewood, el asesino pagó un alquiler por un año, "iba a hacer las compras a Walmart todos los días y aparecía con televisores, una PlayStation y aparatos para hacer gimnasia".

Sus compañeros de secundario lo describen como "un tipo extraño", que "pasaba de ser muy amable a tornarse violento", pero su tío James Zindroski, un ex jefe de policía de Ohio, fue más allá: dijo que Svensen había ingresado varias veces a un neuropsiquiátrico y que tenía un historial criminal. "Siempre fue un chico algo misterioso. Era difícil de etiquetar", siguió.

Svensen se crió casi como un homeless en la ciudad de Parma, en Ohio. Por fumar marihuana -algo que siguió haciendo de adulto- la madre lo echaba todas las semanas de la casa. Quienes lo conocieron cuentan que "vivió en distintos autos durante casi toda la secundaria". Aún así, Svensen se casó a los 17 con su primera esposa, Kaitlyn Farahay, con la que tuvo una hija a la que jamás le pasó alimentos. Luego, en 2015, conocería a Jamie por empezar una amistad con su hermano, Nicholas.

En el interrogatorio, Svensen admitió haber matado a sus suegros y a su cuñado entre el 19 y 20 de diciembre. Los investigadores podrían haber terminado las preguntas ahí. Pero el asesino agregó que también había matado a su mujer. Recién esta semana confesó el lugar exacto en el que la enterró, en el jardín de la casa anterior de la pareja, en Port Richey.

Svensen está imputado por homicidio simple contra los tres Ivancic y se está esperando la extradición a Florida. En cuanto al crimen de su mujer, al cuarto homicidio se le suma la condición de "agravado por el vínculo". El 6 de enero, oficiales de la policía científica del condado de Pasco desenterraron el cuerpo de Jamie.

La última vez que la mujer realmente usó su teléfono fue el 25 de enero de 2018. Habló por FaceTime, con cámara, con su hermana Karma. Los investigadores creen que ese fue el día en que su marido la asesinó.

(Fuente: https://www.clarin.com)

Comentarios