Su madre le pidió que abandonara el terrorismo y la ejecutó

viernes, 08 de enero de 2016 · 21:25
 Activistas del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) documentaron ayer la ejecución de una mujer siria por Estado Islámico en la ciudad de Raqqa. Fuentes locales y fidedignas explicaron a activistas del observatorio que la mujer, llamada L. Q., era de la ciudad de Tabaqa y originaria de la costa siria. A sus 40 años fue ejecutada por su propio hijo de 20 enfrente de cientos de personas ante la oficina de correos de la ciudad de Raqqa, donde trabajaba, según informó VICE News.

Todas las fuentes han confirmado que el parricida asesinó a su madre por haberlo "incitado a dejar Estado Islámico y a escapar juntos lejos de Raqqa". Además, la madre le habría dicho que la Coalición iba a matar a todos los miembros de la organización". Así lo habría asegurado el asesino a Estado Islámico.

El OSDH, con sede en Londres, contabiliza todos los ataques, ejecuciones, bombardeos, torturas y todas las violaciones de derechos humanos acaecidas en Siria. Un meticuloso trabajo que les permite seguir el rastro de todos los crímenes cometidos en un país que vive anegado por una brutal guerra civil.

Rami Abdurrahman, el ciudadano sirio que se encarga de la página web desde su propio apartamento, dispone de una red de contactos que contabiliza las muertes en Siria.

En los últimos años la web del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) ha sido objeto de constantes ataques de pirateo y ha visto como le borraban sus archivos de información. La última vez, el pasado julio. Los autores de los ataques se hacían llamar "la Ciber Armada del Califato", tal y como Adurrahaman escribió el miércoles en su página de Facebook.

Comentarios