Obama comió restos de un salmón masticado por un oso

El viaje del presidente de Estados Unidos a Alaska, la semana pasada, no pudo ser más productivo.
miércoles, 09 de septiembre de 2015 · 10:47
Además de llamar a tomar conciencia contra el cambio climático y de renombrar a la montaña más alta de América del Norte, Barack Obama participó en el programa 'Running Wild' que el conductor Bear Grylls presenta en la NBC y en el que somete a famosos a situaciones extremas de supervivencia. El episodio con el presidente, del que ya fue publicado un avance, se emitirá a finales de este año.

En el video, Grylls y Obama se disponen a preparar la comida. El aventurero británico le enseña lo que encontró junto al río: los restos de un salmón que un oso masticó y que luego abandonó tras devorar los huevos, el cerebro y parte de la piel del pez. Para consuelo del mandatario, Grylls no se lo hace comer crudo, sino que improvisa un pequeño fuego para asarlo.

"Sabroso", afirma Obama, que luego apunta: "Estuvo bien, aunque habría estado mejor si lo hubiera acompañado con alguna galletita". El dirigente se congratula de que, por lo menos, el manjar era "reconocible", aunque señala que "no era necesario que Grylls dijera que eran los restos de comida dejados por un oso".

Grylls, exmiembro de las fuerzas especiales del Ejército británico, relata lo "sorprendido" que quedó el presidente al saber que iba a comer los restos de un salmón ensangrentado que había dejado un oso. "Fue un invitado increíble", aseguró el aventurero en un mensaje en Twitter.

La aparición de Obama en "Running Wild" se enmarca en los esfuerzos de la Casa Blanca para llegar a nuevos públicos con un mensaje en favor de la protección del medioambiente y para concientizar a la población de la necesidad de tomar medidas contra el cambio climático.

 

Fuente: Minuto Uno

Comentarios