Refugiados sirios prefieren volver a Líbano y se quejan de Uruguay

Son 42 personas de cinco familias que habían llegado en octubre de 2014 escapando de la guerra. Aseguran que el gobierno del país vecino les mintió, que sus sueldos no les alcanza para vivir.
lunes, 07 de septiembre de 2015 · 18:31
Cinco familias sirias refugiadas en Uruguay reclaman ante el gobierno del país vecino ayuda para poder regresar al Líbano o bien a Turquía. Los jefes de las familias sirias integradas por 42 personas en total se reunieron con el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, quien les prometió buscarles una salida en 48 horas.

A pesar de la promesa las cinco familias sirias seguirán acampando en la Plaza Independencia de Montevideo frente al edificio de la Presidencia a la espera de una solución.

En el Líbano está el campo de refugiados en el que se encontraban antes de conseguir el asilo que les brindó Uruguay. Llegaron en octubre de 2014 en calidad de refugiados en el marco del programa que apunta a reasentar a familias sirias y por el cual se prevé que a fines de noviembre lleguen otras 7 familias integradas por 73 personas que en la actualidad se encuentran en el Líbano.

Maher Aldees, jefe de una de las familias, aseguró a El Observador que el gobierno los engañó con "palabras muy lindas", que no es la vida que les prometieron, "vivir en el Líbano era mejor que acá", aseguró. "No tengo problema con la gente de Uruguay y con el país, tengo problema con el gobierno que nos mintió", asegura Mahed.

"No dejamos la guerra para morir aquí de pobreza", dijo por su parte Maher el Dis, de 36 años y agregó: "Es un lugar que no está adaptado a los refugiados".

"No queremos Brasil, no queremos Estados Unidos, queremos Líbano", aseguró Maher. Las cinco familias sirias tienen intenciones de volver al Líbano, pero no tienen dinero para pagar los pasajes y tampoco un pasaporte que les permita viajar. Agregó que pidieron permiso al gobierno para volver al Líbano un mes y medio después de instalarse en Uruguay, pero se los negaron.

El hombre que oficia de traductor explicó a los medios locales que "les dijeron que los sueldos acá eran de 1.500 dólares" pero Ibarhim Almohammad, uno de los jefes de familia, dijo que trabaja en una mutualista de Montevideo y recibe un sueldo de 11 mil pesos equivalentes a unos 384 dólares. 

Roballo por su parte informó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), decidirá en dos días si los refugiados deben quedarse en el país o si pueden volver al Líbano. 

Fuente: Minuto uno 

Valorar noticia

Comentarios