Insólito: una mujer llora piedras

Una maestra brasilera padece desde hace 20 años esta rara deformidad que los científicos aún no pueden explicar. Cada vez que caen lágrimas de sus ojos, éstas se endurecen y se convierten en cristal.
martes, 01 de septiembre de 2015 · 08:49
Laura Ponce, una maestra de guardería en Lins, Brasil, hace 20 años que llora con lágrimas de ‘cristal’. Sus lágrimas se endurecen cuando parpadea, y finalmente emergen cristales blancos sólidos. Su caso se convirtió en un verdadero misterio para la ciencia.

Estos síntomas aparecen casi a diario, teniendo que retirar hasta un máximo de 30 membranas de placas de un ojo en solo un día. “

"Un coágulo comienza a formarse entonces tengo que abrir mis ojos para sacar la membrana” y cuando se seca, se endurece, se pone muy dura y me duele mucho”" explicó Ponce. 

Cuando tenía tan solo 15 años, su ojo había empezado a llenarse con una sustancia blanca desconocida. Cuando su mamá Marissa la vio, la llevó al médico, pero quedó desconcertado al no saber que hacer para solucionar este problema.

Su oculista, el Dr. Raúl Goncalves, explicó que  "no hay ningún caso como el suyo en la literatura médica". 

Y agregó: "“He sido oftalmólogo durante 25 años y nunca he visto nada como esto”. “Para que estas placas se formen tan rápido solo puede haber una explicación, debe ser química”. Cada vez que parpadeas, te estás lubricando el ojo, y las lágrimas están compuestas de tres capas: una capa de agua, una capa de mucina, y una capa de grasa".

La conjetura del Dr. Raúl es que el contenido de proteínas en las lágrimas de Ponce no están protegiendo al ojo de las bacterias. Así, sus ojos se ven obligados a producir una segunda línea de defensa.

“La córnea entra en acción, y en el caso de la señorita Ponce la superficie de la córnea puede secretar queratina. Esta queratina junto con otros componentes provoca la cristalización de las lágrimas”.

Por ahora para poder tratar el problema de sus ojos, el doctor le recetó, nitrato de plata, que parece haber proporcionado algo de alivio. Si bien el problema no está resuelto, mejoró bastante.

 

Fuente: Crónica

Comentarios