Se masturbó con un dinosaurio de juguete, se le atoró y ...

Los médicos tienen muchas historias extrañas, pero muy pocas superarán la de la mujer que asistió al hospital para que le quitaran de la vagina un dinosaurio de juguete que había utilizado para masturbarse.
viernes, 21 de agosto de 2015 · 14:16
Una estudiante para enfermera escribió una nota en The Guardian donde contó la experiencia: "Al principio pensé que tenía una infección grave. Estaba muy equivocada".

La estudiante, que escribió la publicación bajo el seudónimo Poppy Ward, explicó que el Dr. Ray, un hombre con el que se llevaba bien, le pidió que se encargara de un caso (todavía sin saber con lo que se enfrentaría) porque él tenía mucho papeleo que hacer. Ella se encargaría de la paciente mientras, en el mismo consultorio, estaría el doctor haciendo su papeleo. Si hacía falta, él la asistiría.

"¿Qué la trae por acá, Señora T.?", le preguntó la enfermera y, su paciente, contestó: "Bueno, estaba jugando con el dinosaurio de mi hijo y se atoró".

Después de preguntarle nuevamente qué es lo que había pasado porque no lograba entender, la enfermera le dijo: "Todavía no la entiendo bien. ¿Puede desarrollar un poco más?". "Es un T-Rex. Está atorado", respondió.

El doctor que le había pedido a la enfermera que se encargara del paciente intervino y se encargó del problema de la Señora T.

 

Fuente: Minuto Uno

Comentarios