Tailandia cree que hay una red tras ataques en Bangkok

Se descartó que se trate de un complot extranjero. "Un extranjero no podría perpetrar un ataque así en solitario. Tuvo que haber tailandeses que lo ayudaron", dijo la policía.
miércoles, 19 de agosto de 2015 · 22:25
Tener suficientes amigos lo suficiente sanos psíquicamente podría evitar que los jóvenes caigan en una depresión, cuyo riesgo se reduce en un entorno de ese tipo, apuntan investigadores de la universidad británica de Warwick en un estudio que publica "Proceedings B", de la Royal Society de Londres.

Además, los ya afectados por una depresión pueden recuperarse mejor si se rodean de amigos sanos, apuntan los investigadores dirigidos por el matemático Edward Hill que emplearon nuevos modelos matemáticos para llegar a esa conclusión.

En todo el mundo, más de 350 millones de personas sufren depresión, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Normalmente la enfermedad está vinculada a un estigma social.

Pero los investigadores británicos estudiaron ahora, entre otras cosas, la probabilidad con la que una enfermedad psíquica se extiende en un círculo de amigos.

Y su resultado apunta a que una depresión no se expande en ese círculo si los afectados tienen suficientes amigos sanos y concluyeron que el buen humor de los amigos puede además evitar caer en la enfermedad.

Las conclusiones son reveladoras porque hasta ahora se consideraba lo contrario: que una depresión podía extenderse como si se tratara de una enfermedad contagiosa, pero un estado de ánimo sano no.
La policía tailandesa cree que tras el ataque con bomba del lunes que dejó 20 muertos en Bangkok hay una red: "Creo que fue más de una persona", dijo el jefe de la policía, Somyot Phumpanmuang.

Sin embargo, descartó que se trate de un complot extranjero. "Un extranjero no podría perpetrar un ataque así en solitario. Tuvo que haber tailandeses que lo ayudaron".

En el primer atentado con bomba en la noche del lunes en un concurrido santuario de la capital tailandesa murieron 20 personas. Después, desconocidos hicieron estallar una segunda bomba el martes en un embarcadero, pero erró en su objetivo y explotó en el agua, sin dejar heridos.

La policía busca a un sospechoso filmado por las cámaras de seguridad. En las imágenes se lo ve dejando una mochila y marchándose. Un hombre que se parece al sospechoso fue detenido en la noche del martes en el aeropuerto y después puesto en libertad.

La policía ha puesto una recompensa de un millón de baht (más de 25.000 euros) por pistas que puedan llevar a su detención.

Fuente: Dpa.

Comentarios