¿Encontraron la tumba de Nefertiti?

El arqueólogo británico Nicholas Reeves tiene una teoría sobre dónde podría haber sido enterrada la legendaria reina egipcia.
jueves, 13 de agosto de 2015 · 08:23
El arqueólogo británico Nicholas Reeves encontró nuevas evidencias que parecen probar que tras la cámara mortuoria en la que fue enterrado el faraón Tutankamón en el Valle de los Reyes en Egipto, podría haber habido dos tumbas más, y una de ellas podría ser la de la legendaria reina egipcia Nefertiti, cuya tumba se desconoce hasta el momento.

La reina egipcia vivió entre el 1370 y el 1330 antes de Cristo, aproximadamente, y fue la esposa del faraón Akenatón y madre de seis de sus hijos, formando parte de la dinastía XVIII de Egipto. Famosa por su exquisita belleza, la tumba de Nefertiti o la "Señora de las Dos Tierras" se ha perdido durante siglos desde su muerte repentina.

Casi 100 años después de que Howard Carter descubriera la tumba de Tutankamón (11º faraón de la 18ª Dinastía) en el Valle de los Reyes, Reeves, reputado arqueólogo de la Universidad de Arizona, en una entrevista concedida en exclusiva al The Economist, señaló que, tras estudiar varias fotografías realizadas en alta resolución del interior de la tumba, cree haber visto una pared con una serie de fisuras y grietas. Aunque en principio no le dio mayor importancia a esta zona, ahora afirma que podría corresponder con una tapa mediante la que se cerró un pasadizo que podría dar acceso a otra sala.

A pesar de que la cámara podría ser un antiguo almacén, Reeves afirma que la presunta falsa pared "fantasma" cuenta con una serie de dibujos religiosos que, usualmente, eran utilizados para proteger el cuerpo de un fallecido. Debido a la cercanía de ambos dignatarios políticos en el tiempo, este arqueólogo se ha aventurado a lanzar la hipótesis. Una teoría que, de ser cierta, desvelaría qué fue del cuerpo de la reina.

"Se desconoce cómo murió y qué fue del cuerpo de Nefertiti. Si se estudian los textos antiguos se puede ver que, repentinamente, desaparece de ellos y su rol es tomado por un tal Smekhara. Se ha barajado la posibilidad de que este fuera ella misma adoptando un papel masculino (algo que ya se había hecho anteriormente), pero otros dicen que es imposible debido a que este personaje se casó posteriormente con una de las hijas de Nefertiti. Que contrajese matrimonio con una de sus hijas es altamente improbable", explica en declaraciones a ABC Aroa Velasco, historiadora especializada en el Antiguo Egipto y autora de la página web "Papiros perdidos".

La teoría de Reeves encaja perfectamente con una serie de irregularidades que siempre han desconcertado a los egiptólogos sobre la tumba de Tutankamón. Entre ellas, la cámara en la que fue enterrado es considerablemente pequeña y solo un poco más grande que la antesala que da acceso a ella.

Tendría lógica que el lugar hubiera sido construido para la reina (cuya habitáculo habría sido más grande) y, posteriormente, se hubiera aprovechado una sala anterior para dar cobijo al cuerpo del hombre.

Esta teoría explicaría también por qué existen tantos objetos dentro de la tumba que pertenecen a otros faraones de la época y fueron reutilizados y adaptados para el "Faraón Niño".

La suposición de Reeves desvelaría también el por qué la zona tiene una disposición y una orientación que únicamente se usaba en enterramientos de mujeres.

"Al ponerlo todo junto parece que todo encaja. Si me equivoco, me equivoco, pero es potencialmente el mayor descubrimiento arqueológico que se ha hecho sobre el Antiguo Egipto", destacó Reeves.

Consorte poderosa. Nefertiti fue la esposa y consorte en jefe del rey Akenatón, un faraón egipcio que reinó en el siglo XXIV antes de Cristo. Ambos provocaron una revolución religiosa  al instaurar el culto de un solo dios, Atón. Todavía se debate si Nefertiti gobernó Egipto durante un breve período antes de ser entronizado Tutankamón.

Nefertiti era muy poderosa durante el reinado de su marido, y ella pudo incluso haber tenido el mismo poder que él. Se cree que murió por una plaga repentina a mediados de la década de 1330 antes de Cristo.

Nefertiti no es la única integrante de la realeza egipcia enterrada en el Valle de los Reyes que permanece desaparecida.

"No sería sorprendente que la tumba hubiese sido proyectada con habitaciones adicionales, aunque hasta qué punto los constructores llegaron a construirlas es difícil decir con la evidencia actual. Me parece que es muy probable que ella haya muerto durante el reinado de su marido y haya sido enterrada en Amarna, la ciudad especialmente diseñada por Akenatón en el Egipto Medio", precisó la arqueóloga Joyce Tyldesley, profesora de Egiptología en la Universidad de Manchester.

 

(Fuente: Infonews)

Comentarios