Estados Unidos: estado de emergencia en Ferguson

Los choques entre policías y manifestantes dejaron al menos 12 detenidos en la segunda jornada consecutiva de disturbios durante las protestas por la muerte del joven negro Michael Brown a manos de un efectivo hace un año.
martes, 11 de agosto de 2015 · 08:37
Ferguson (Misuri) vivió este lunes una segunda noche consecutiva de protestas marcada de nuevo por una suerte de juego del gato y el ratón entre la Policía y algunos manifestantes que se ha saldado por el momento con decenas de detenidos y el lanzamiento de objetos contra los agentes.

La avenida West Florissant de Ferguson, epicentro de las protestas por la muerte del joven negro Michael Brown a manos de un policía hace un año, está cortada al tráfico a la altura de su intersección con la avenida Ferguson y para acercarse a la zona donde decenas de personas siguen concentradas hay que caminar unos tres minutos.

La Policía del condado de San Luis, donde está Ferguson, blinda el acceso a la zona de protestas, donde a estas horas ya no se escuchan cánticos reivindicativos sino el ruido de las corredizas, los gritos que suceden a cada arresto y la voz de los agentes a través de sus altavoces pidiendo a los manifestantes que vuelvan a sus casas.

Apenas pueden verse algunos carteles con la frase "Black lives matter" ("Las vidas de los negros importan"), el emblema del movimiento por los derechos civiles que nació tras la muerte de Brown a manos de un policía blanco.
 
Aunque por el momento no se han producido graves altercados, más allá de algunos lanzamientos de botellas y otros objetos a los agentes, decenas de policías blindan la avenida con equipamiento antidisturbios y vehículos armados.

Por encima del silencio tenso que reina en la zona en algunos momentos se escucha el constante sonido de un helicóptero que sobrevuela el área desde el inicio de la manifestación de esta noche.

La protesta, que concentra a decenas de personas, dejó de ser pacífica en torno a las 11:00 hora local (04:00 GMT).

"La seguridad es nuestra mayor prioridad, y ahora está en riesgo. Esta ya no es una protesta pacífica. Los que participan en ella están en una concentración ilegal", anunció en Twitter la policía del condado de San Luis, poco antes de la medianoche.

Este cuerpo policial está al cargo de la seguridad en la ciudad tras declararse hoy el estado de emergencia en el condado y sustituirá en esa labor a los agentes locales, muy cuestionados por su supuesta discriminación y violencia contra la población negra.

LEA MÁS: Hicieron una broma de mal gusto en un cine de EEUU y ahora los busca la Policía

LEA MÁS: Grecia y sus acreedores alcanzaron un acuerdo para un tercer rescate

Según la Policía de San Luis, al menos nueve personas, entre ellas una joven de 18 años, han sido detenidas hasta ahora en las protestas de esta noche.

Después de ese anuncio, según pudo constatar la agencia Efe, hubo nuevos arrestos, que se suman a los 57 detenidos por la mañana en una concentración frente a un juzgado federal que pedía la disolución del departamento de Policía de Ferguson.

Por la tarde, los manifestantes lograron cortar la interestatal 70 en hora punta, aunque la situación no tardó en volver a la normalidad.

Las autoridades del condado de Saint Louis, declararon este lunes el estado de emergencia por el "potencial de daños a personas y propiedades" después de que la violencia volviera en la noche del domingo a las calles de la ciudad.

Un joven identificado como Tyrone Harris Jr., de 18 años, resultó gravemente herido por disparos de la Policía local la noche del domingo y continúa hospitalizado en estado crítico.

Según el relato de los agentes, Harris estaba con otros jóvenes que comenzaron a dispararse unos a otros, por lo que comenzaron a seguirlo con su vehículo (sin distintivo policial).

El joven respondió abriendo fuego contra ellos y los agentes le dispararon, causándole heridas graves que le mantienen en situación crítica.

Otras dos personas resultaron heridas leves también por disparos de bala en circunstancias aún por aclarar.

Ese incidentes ensombrecieron una jornada de marchas pacíficas por el aniversario de la muerte de Brown, un suceso que desató los peores disturbios raciales en décadas y abrió un nuevo capítulo en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

La muerte de Brown hace hoy un año situó en el centro del debate la violencia y discriminación policial contra los negros en Estados Unidos y supuso el nacimiento de un nuevo movimiento social bajo el lema "Black lives matter" ("Las vidas de los negros importan").

 

Fuente: Infobae

Galería de fotos

Comentarios