En México

Impactante accidente con un camión dejó 26 muertos

La policía busca intensamente al conductor del transporte que se escapó antes del accidente.
viernes, 31 de julio de 2015 · 09:03
El número de peregrinos mexicanos fallecidos al ser embestidos por un camión de carga aumentó a 26 luego de que dos de los heridos murieran en hospitales, informó el jueves el gobierno, que busca al conductor del vehículo que lo abandonó cuando aún estaba en movimiento.  

Al menos 10 mujeres y cuatro niños, de entre un año y cuatro meses y cinco años, forman parte de la lista de víctimas mortales. En total hay 120 heridos, de los cuales 42 están hospitales, dijo a Radio Fórmula, Mercedes Juan López, secretaria de Salud.  

Durante el día, el número de muertos aumentó de 24 a 26, precisó la ministra, que agregó que "diez (de los heridos) están graves”.  

La tragedia ocurrió la tarde del miércoles en la pequeña comunidad de Mazapil, de unos 16.000 habitantes, del estado de Zacatecas (norte), cuando un camión que llevaba toneladas de arena perdió el control y se fue contra cientos de feligreses que se dirigían al templo de San Gregorio Magno, informó la fiscal de Zacatecas, Leticia Soto.  

De acuerdo a las primeras indagatorias, el motivo del accidente podría haber sido "una falla en el vehículo” que provocó que el conductor perdiera el control, "seguramente también falta de pericia”, dijo Soto.  

Al quedarse sin control, el camión -con capacidad para 21 toneladas de peso- embistió primero a algunos vehículos, e inmediatamente después "perdió su eje, el peso se concentró en un sólo lado y volteó, ese fue el impacto más fuerte”, prosiguió la fiscal.  

"Tenemos testimoniales respecto a que el conductor del vehículo logró salir de la unidad antes del último impacto”, añadió la fiscal, quien aseguró que ya todos los cadáveres han sido entregados a sus familias.  

El camión impactó contra un edificio de una planta donde suelen reunirse los propietarios de tierras cercanas.  

Frente a la fachada, gravemente dañada, había manchas de sangre, trozos de cristales, objetos de los peregrinos y un pedazo de la carcasa del camión. Sobre la pared del inmueble se observaba lo que parecían trozos de carne, y los vecinos colocaron una cruz de madera a un costado.  

Catorce personas fallecieron en el sitio, y el resto en el traslado o en hospitales, informó la funcionaria a la AFP durante un recorrido por la zona.  

Las autoridades identificaron a la empresa Construcciones Industriales y Transportistas como dueña del camión.  

Lúgubres fiestas patronales

La tragedia ocurrió el primer día de las fiestas del Santo Padre Jesús, que se celebran desde el siglo XVI desde el 29 de julio al 6 de agosto en Mazapil.  

Filiberto Campos, párroco del pueblo y testigo de los hechos, asegura que unas 1.000 personas llegaron desde comunidades vecinas para participar de la celebración.  

"Yo iba con las personas que abrían el contingente cuando se levanta una gran nube de polvo, hubo un gran estruendo. Fuimos corriendo y nos encontramos con una escena terrible. Unas personas habían fallecido, otras agonizaban, les dimos los servicios religiosos”, relató el párroco, consternado.  

"Hubo fiesta, danza, cohetes. Todo iba bien, se respiraba ambiente de alegría, gozo”, relató. 
El presidente Enrique Peña Nieto expresó en un acto público sus condolencias por el accidente, "que lamentablemente enluta varios hogares”.   

Según la fiscal Soto, la mayoría de las víctimas son de la comunidad de Santa Rosa, pero también hay algunas de Saltillo, en el vecino estado de Coahuila, y de Monterrey, la tercera ciudad más grande del país y capital de Nuevo León.  

Los servicios de emergencia, además de policías y agentes judiciales, fueron desplegados a Mazapil, que se erige en una zona de difícil acceso entre montañas y de minas de oro y plata ubicada a 25 km de una carretera principal.  

Los peregrinos, quienes iban escoltados por una patrulla y una ambulancia, se dirigían al templo de San Gregorio Magno, una joya arquitectónica del churrigueresco mexicano del siglo XVIII.  

En México, país fervientemente católico, es común la realización de peregrinaciones en distintas fechas del año para rendir tributo a figuras religiosas. La más importante es la del 12 de diciembre hacia el templo de la virgen de Guadalupe, en Ciudad de México, que en 2014 reunió a unos 8,5 millones de personas.  

Las peregrinaciones pueden durar días, con grupos de personas recorriendo calles y carreteras a pie, en vehículos o bicicletas, sea de noche o de día.

Fuente: Crónica

Galería de fotos

Comentarios