La victoria de un soldado trans contra el Pentágono

Shane Ortega nació mujer, y así se incorporó al Ejército y combatió en Irak en dos oportunidades.
martes, 21 de julio de 2015 · 19:19
Shane Ortega es sargento de los famosos marines estadounidenses. En los últimos diez años fue movilizado tres veces. Pero su mayor victoria la consiguió en su propio país. Tras una larga batalla judicial, el primer soldado transexual logró que la Casa Blanca ponga fin a la prohibición de que personas transexuales puedan servir en las fuerzas armadas.

Shane Ortega nació mujer, y así se incorporó al Ejército y combatió en Irak en dos oportunidades. Pero no sentía que esa fuera su verdadera identidad. En 2011 inició su transición para convertirse en hombre. Ya con su nueva identidad autopercibida, el sargento fue enviado nuevamente a pelar en tierras afganas.
Sin embargo, el camino para lograr sus sueños no fue sencillo.

Ortega, considerado el primer soldado transexual de la armada estadounidense, lleva años luchando para que el Gobierno ponga fin a una política discriminatoria que obliga a los militares a abandonar su carrera por vivir de acuerdo con su verdadera identidad de género.

Un primer paso en el reclamo de los militares homosexuales ocurrió en 2011, cuando el ejército revocó la política conocida como "No preguntes, no digas”, que impedía servir a las personas que fueran abiertamente homosexuales.

Pero los transexuales quedaron fuera de esos cambios. Todavía hoy pueden ser dados de baja si se considera que sufren un trastorno psicológico.

Días atrás, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, adelantó que el Pentágono planeaba terminar con la prohibición que impide a las personas transexuales servir en las fuerzas armadas.

Shane, un sargento de 28 años, afirmó haber sido afortunado porque sus superiores no cuestionaron su habilidad para servir.

Para lograr su objetivo también debió reunirse con representantes del Senado, personal del Pentágono y funcionarios de la Casa Blanca, a quienes les explicó los problemas que atraviesan los soldados como él.

En los registros militares, Shane aún figura como mujer y en ocasiones es obligado a vestir uniforme femenino, algo que no coincide con su imagen de fisicoculturista.

Ortega nació en Maryland y sus padres también fueron militares.

1
1

Comentarios