Papelón y deshonestidad en la Euroliga de básquet

Maccabi necesitaba ganarle por 12 puntos a Darussafaka para no quedarse fuera del top 16. A falta de un minuto, el partido estaba igualado 65-65, lo que permitía ir a la prórroga, y por eso el equipo israelí se negó a anotar. Sin embargo, el plan no salió como lo esperaba.
viernes, 18 de diciembre de 2015 · 17:22

La Euroliga es el torneo de básquet más importante del Viejo Continente. Pero no por eso, el más honesto. Un verdadero papelónse vivió en la última jornada de la primera fase, cuando Maccabi Tel Aviv erró tiros libres a propósito para forzar la prórroga con el Darussafaka, de Turquía, e intentar allí ganar por 12 puntos, marcador necesario para avanzar al top 16. Su rival no se quedó atrás con el plan bochornoso: con el partido 65-65 tuvo dos tiros libres a favor y eligió convertir uno solo para no permitirle a su rival igualarlo con un doble. Finalmente, Maccabi se impuso por 70-66, con lo que fue eliminado de la Euroliga.

 

 Para entender lo que pasó en Estambul hay que, primero, conocer el contexto. En la última jornada de la primera fase de la Euroliga, los cuatro primeros de cada grupo avanzaban al top 16 y en esa lucha estaban el Darussafaka (en la cuarta plaza) y el Maccabi (5°) en la previa del duelo por el grupo D. Como en la ida había ganado el Darussafaka por 84-73, Maccabi necesitaba imponerse por 12 puntos de diferencia para pasar.

Sin embargo, durante el transcurso del partido, esa diferencia nunca se plasmó y, a falta de un minuto, igualaban 65-65. Entonces, la planificación del Maccabi cambió y el objetivo entonces pasó a ser estirar el duelo a la prórroga, para entonces allí tratar de encontrar esos 12 puntos de ventaja. Para eso, resignaron la posesión, no atacaron ni produjeron faltas, para así ayudar a que el marcador se mantuviera intacto.

El Darussafaka, que buscaba evitar esa prórroga porque le servía perder por una diferencia menor a 12, obligó al Maccabi con faltas a lanzar tiros libres. El intento no le salió bien porque los jugadores, sin disimular, fueron fallando cada uno de esos lanzamientos, tirándolos de forma ridícula.

El equipo turco tuvo después la oportunidad de cambiar el resultado mediante un tiro libre. Reggie Redding se hizo cargo y anotó el primero (66-65) pero falló adrede el segundo, para evitar que con un eventual doble el conjunto rival volviera a poner el empate. Taylor Rochestie también se unió a su compañero y falló tiros libres a propósito, dándole más surrealismo al final del partido.

Con el nuevo panorama, el Maccabi, incapaz de empatar el partido ya que no podía anotar solo un punto, aceptó no poder lograr su objetivo de llegar a la prórroga y terminó llevándose el triunfo por 70-66. Lejos de ocultarlo, su entrenador, Zan Tabak, reconoció lo sucedido: "Yo sólo quería llevar a mi equipo al Top16, no era lo adecuado para el espíritu del deporte pero fue lo adecuado para intentar conseguir nuestro propósito".

 

 

 

(Fuente: Clarín) 

Galería de fotos

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias