Podemos y sus “indignados” se movilizaron en España

jueves, 17 de diciembre de 2015 · 23:59
"¿Se puede, sí se puede!”: en grandes letras blancas es el lema de los ‘indignados’ entre globos morados. En vísperas de las legislativas en España, Podemos recuerda la histórica movilización que el 15 de mayo de 2011 dio vida al movimiento.

"Cada vez que hablamos de Podemos (...) alguien dice ‘Podemos nació del 15M’ y es verdad; es verdad que sin el 15M no habría Podemos”, grita una de las fundadoras del partido, la socióloga Carolina Bescansa, ante 10.000 seguidores reunidos en un complejo deportivo del popular barrio madrileño de Usera.

Después interviene Ada Colau, militante antidesahucios llevada en mayo por una plataforma ciudadana al gobierno municipal de Barcelona, al igual que otros alcaldes ‘indignados', entre ellos Manuela Carmena en Madrid.

"Sí se puede”, grita Colau con lágrimas en los ojos. "¡Mirad cómo hemos cambiado ya este país!”, lanza, recordando a las familias endeudadas que en 2009 "en lugar de plantearse defender su casa pensaba en tirarse por la ventana o irse” de España.

En las gradas están Serena, ex analista financiera de 39 años que dejó su banco para convertirse en profesora; Tristán, de 29 años, licenciado en historia del arte que trabaja en un café; y Edurne, secretaria de 37 años.

Tras el mitin, hablan de aquel 15 de mayo como otros hablarían de la caída del muro de Berlín: momentos en que la historia personal converge con la gran Historia.

En la emblemática plaza madrileña de la Puerta del Sol, donde los indignados empezaron a acampar en 2011 para denunciar a una clase política demasiado alejada del pueblo, "todo era muy libre (...) la gente se sentaba pensando en alto”, recuerda Serena, que prefiere no dar su apellido. 

Tristán Duanel acababa de volver de Suiza. "Me fui defraudado de mi país”, explica, y al regresar la "efervescencia” de los indignados le animó. Después, "un compañero de trabajo me dijo ‘tienes que ver a esta gente’”, los fundadores de Podemos.

Comenzó a forjarse su propia cultura política, sobre todo mirando "La Tuerka”, un programa en internet animado por Pablo Iglesias, profesor de Ciencias Políticas que ahora aspira a dirigir el gobierno.

"Ese tío debería presentarse” se decía con sus amigos, recuerda Tristán, que habla también del bar-librería asociativo La Marabunta, en Madrid, donde "la gente de Podemos” imaginó este partido de izquierda radical, inspirado en las experiencias de democracia directa y de gobiernos de izquierdas latinoamericanos. "En las manifestaciones estuve en casi todas”, contra la corrupción y contra la austeridad, dice Edurne López. 

La indignación se canalizó en las asociaciones de barrio, los círculos de reflexión, los partidos como el ecologista Equo y después Podemos, y por último la coalición comunista-ecologista Izquierda Unida con la que se intentó una unión que fracasó. 

"Es un momento excepcional”, explica Juantxo López de Uralde de Equo, ex director de Greenpeace España y ahora cabeza de lista de Podemos en Álava (País Vasco, norte). "Gane quien gane, nunca va a ser lo mismo”, agrega, considerando que Podemos abrió una era de cambio. La formación tiene cinco diputados europeos, encabezados por Iglesias. Y al término de las elecciones regionales de mayo se convirtió en la tercera fuerza política del país. 

Comentarios