tragedia

Drama en Brasil: una avalancha de lodo tóxico arrasó una ciudad

Se debió a la ruptura de dos diques que contenía desechos químicos de una minera en el estado de Minas Gerais. Se cree que hay decenas de personas enterradas bajo el barro. Previamente hubo dos pequeños sismos.
sábado, 07 de noviembre de 2015 · 10:52

Nada peor en una tragedia, como la que conmueve a la ciudad de Mariana en Minas Gerais, que el retaceo de la información. Hoy por la mañana medio millar de personas fue recogida del pueblo de Bento Rodrigues, a 20 kilómetros de distancia de esta pequeña urbe histórica, que conserva en estado perfecto los caserones de la época de la antigua colonia portuguesa. Allí donde fueron alojadas los llantos no cesaban por los padres, hijos y nietos, de los que no se tienen noticias. Bento fue el epicentro de la desgracia: sus casas quedaron literalmente cubiertas por un lodo tóxico después que se rompieran dos diques de un embalse que contenía por los desechos químicos, aquellos que dejan las actividades mineras de la Vale, el mayor compañía brasileña del rubro.

 La alcaldía, y la propia empresa, declararon oficialmente la muerte de una persona y la desaparición de otras 15. La Samarca, nombre de la firma subsidiaria de la Vale, dio cuenta solo de 13 operarios que fueron arrastrados por el mar de lama. El rescate de sobrevivientes, que continuaba con helicópteros, debió ser suspendida poco después del mediodía por una tempestad.

Pero el sindicato de trabajadores mineros y los pobladores de la localidad afectada dicen que la suma es muy superior. Hablan de decenas de personas enterradas por esa avalancha de barro contaminado. Un hombre de 70 años, Nascimento Jesus, que pasó la madrugada de hoy aislado en los techos de su casa, dijo que no había recibido ningún aviso de la Vale para abandonar el área donde se produjo la catástrofe. "Sólo supe lo que vendría cuando oí el barullo del agua. No perdimos la vida solo porque Dios se compadeció”.

La empresa emitió un comunicado sobre la ruptura de los diques. Afirma que esto ocurrió a las 15 horas. Si fuera tal como afirma la compañía, el terrible accidente podría estar vinculado a una serie de temblores en la región, que fueron registrados por sismógrafos de la Universidad de San Pablo, y que sucedieron media hora antes. Los técnicos de la minera dijeron que después de esos movimientos hicieron "testeos de los diques” y no vieron ningún problema derivado de los cimbronazos de la tierra.

Lo cierto es que el lodo contaminado, que se deslizaba por las barrancas montañosas, afectó varios distritos: Aguas Claras, Ponte do Grama, Paracatu y Pedra, además de Bento Rodrigues. Las inundaciones cubrieron varias manzanas de estas localidades, lo que habla de la violencia conque se desplazaba el río de barro. La visión de los lugares invadidos por el barro es poco menos que aterradora: apenas se ven los techos de las casas, "pintadas” por el lodo tóxico, y autos dados vuelta en el camino. Los habitantes del distrito de Parcatu contaron que apenas tuvieron minutos para abandonar el pueblo.

El Ministerio Publico de Minas Gerais informó que "esta es la peor tragedia ambiental vivida en nuestro estado”. Prometen que irán a investigar la "negligencia empresarial” que no hizo sonar las alarmas como corresponde en estos casos. Los vecinos que lograron salvarse contaron que "un camión pasó a los bocinazo: "El conductor gritaba desesperado: salta, salta. Muchos de nosotros pudimos agarrarnos del acoplado”. Pero hacia el final, ya no había espacio y muchos de los pobladores quedaron abajo.

Comentarios