Quiso jugar con un puercoespín, pero después no la pasó bien

Mahalo es un cachorro extrovertido que se divertía en el parque jugando con otros perros hasta que apareció un pequeño animal. Al verlo, intentó sumarlo al juego pero terminó mal herido.
miércoles, 04 de noviembre de 2015 · 18:06
Mahalo es un cachorro juguetón que tuvo la mala idea de jugar con un puercoespín. Lejos de divertirse, terminó sufriendo ya que el roedor le clavó sus púas en la cara y en el cuerpo. 

El can estuvo al borde de la muerte ya que las púas le perforaron el corazón y los pulmones. Debió pasar por una complicada intervención quirúrgica para sacarle las espinas que tenía clavadas.

Los veterinarios debieron repararle los órganos y el tejido dañado. Si bien la operación fue exitosa, su dueño tuvo que pagar más de 8.000 dólares.

Fuente: Minuto uno 
1
2

Comentarios