Prueban que Pinochet ordenó matar al canciller de Allende

Documentos desclasificados de la central de inteligencia de Estados Unidos demuestran el rol del dictador en el crimen de Orlando Letelier, realizado en Washington en 1976.
viernes, 09 de octubre de 2015 · 10:53

 El atentado terrorista  una de las primeras operaciones de la dictadura fuera de fronteras, y en el marco del Plan Cóndor, fue ejecutado hace 38 años por la DINA, la policía secreta del régimen, y participaron agentes de la CIA y terroristas de un grupo de cubanos contrarrevolucionarios radicados en Miami, Estados Unidos.

Según documentos desclasificados por la Casa Blanca, "hay un informe de la CIA que es concluyente sobre la responsabilidad de Pinochet, en cuanto a que él fue quien dio la orden de matar a mi padre, es la primera vez que hay evidencias de eso", señaló el senador Juan Pablo Letelier, hijo del ex diplomático. 

El canciller Heraldo Muñoz había adelantado el miércoles que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, había entregado los documentos al gobierno chileno. Muñoz le facilitó al senador Letelier un archivo electrónico que comprende las 11 mil fojas entregadas por Kerry a la presidenta Michele Bachelet.

Letelier murió a los 44 años en Washington, cuando estalló una bomba accionada mediante control remoto, colocada bajo su automóvil por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía política de la dictadura (1973-1990), que encabezaba el recientemente fallecido general Manuel Contreras. Según el hijo del ex canciller, en los documentos se detallan las maniobras del dictador para ocultar su participación en el crimen, incluso, dijo en una entrevista radial se planteó la posibilidad "eliminar físicamente", al responsable del operativo, Contreras, para que no lo involucrara en el atentado ocurrido el 21 de septiembre de 1976.

En el episodio terrorista también falleció la asistente del ex canciller, la norteamericana Ronny Moffit. El esposo de la mujer, Michael Moffit, resultó gravemente herido. El control remoto que provocó el estallido de la bomba fue accionado por el norteamericano Michael Townley, un sicario de la CIA que también servía a la DINA. Según el hijo del ex ministro de Allende, es "muy posible" que tras la lectura de los archivos "surjan antecedentes de otros involucrados que aún están vivos, y residiendo en Chile, y que hayan participado, no sólo en la orden y ejecución del crimen, sino también en el encubrimiento".

Los archivos, unas 11 mil fojas, fueron entregados a Bachelet durante la conferencia "Nuestro Océano", realizada a comienzos de esta semana en Chile. El senador Letelier agradeció a Kerry, ya que la documentación permitirá que "se conozcan nuevos antecedentes, donde probablemente irán surgiendo evidencias" para reabrir el juicio por el crimen, hoy en manos del magistrado Mario Carroza.

Comentarios