Así es "la casucha" donde se escondió "El Chapo" Guzmán

Es el lugar que tenía preparado el capo del Cartel de Sinaloa para refugiarse tras escapar de la cárcel. De allí logró huir cuando era rodeado por la Marina de México.
jueves, 22 de octubre de 2015 · 10:29
Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera creía que en ese lugar, al que los lugareños bautizaron como "fortaleza" y en el cual se encontraba desde el 16 de septiembre, podría estar a salvo. Aunque presumía que no durante mucho tiempo.
 
Sus hombres custodiaban la finca constituida por varias edificaciones las 24 horas fuertemente armados. Sin embargo, el pasado 6 de octubre, un operativo encabezado por la Marina de México puso fin a la tensa tranquilidad de la cual disfrutaba el capo del Cartel de Sinaloa.

Desde allí debió escapar de urgencia luego de que un numeroso grupo comando de marinos, con apoyo aéreo, rodeara el lugar y comenzara una misión para recapturar a Guzmán, quien se escapó de un penal de máxima seguridad de El Altiplano el pasado julio.

 "El Chapo" se refugió en el lugar conocido como "La Piedrosa", en la sierra de Durango, un estado vecino a Sinaloa. Fue por allí donde el líder narcotraficante esquivó a los 48 marinos por un sendero de una profundidad de dos kilómetros que terminaba en un arroyo, donde le perdió el rastro a sus cazadores. Guzmán Loera conoce como nadie cada centímetro cuadrado del lugar. Es su casa.

La sorpresa del "ejército" de Guzmán fue tal por el arribo de los cuatro helicópteros que no tuvieron tiempo de disponer de sus armas de grueso calibre ni de sus lanzacohetes. Sin embargo, "El Chapo" pudo escapar por el sendero que quedaba a escasos 30 metros de su habitación.

Lo hizo con tres mujeres y una niña, lo que inhibió a los soldados a disparar contra el líder del Cartel de Sinaloa pese a tenerlo en su radio de acción. Segundos después, Guzmán desapareció por el denso sendero que lo hizo invisible ante los marinos. Fueron necesarios dos perros rastreadores para perseguir los pasos del capo narco, quien en su camino dejó a las tres mujeres y a la niña, quienes detuvieron el ritmo del grupo comando.

Los marinos bautizaron la vivienda de Guzmán como "la casucha" y según su descripción cuenta con tres recámaras con camas matrimoniales, un baño y una cocina. En una descansaba el capo narco, en otra sus guardaespaldas de máxima confianza y en la otra las cocineras, quienes habrían sido las mujeres con las que "El Chapo" escapó por la montaña.
 
El conjunto de cinco casas fue construido a todo ritmo apenas días antes de que Joaquín Guzmán escapara de la cárcel de El Altiplano. Una inscripción lo delata: 21 de junio de 2015 fue la firma que quedó estampada en cemento.

Comentarios