Rusia y la Unión Europea ya planean el regreso a la Luna en 2020

La misión Luna 27 prevé explorar por primera vez, en 2020, la región polar sur del satélite, en busca de agua, y con el objetivo de instalar bases permanentes.
martes, 20 de octubre de 2015 · 08:45
A más de 43 años de la última vez que el ser humano pisó la superficie lunar, las agencias espaciales de Rusia y la Unión Europea anunciaron un proyecto para llevar adelante una nueva expedición conjunta en la próxima década.

Según consignó Tiempo Argentino, la misión, bautizada Luna 27, se encuentra en fase beta y pretende enviar en 2020 una sonda que aterrice en la región polar sur del satélite de la Tierra, hasta ahora inexplorada, para estudiar la disponibilidad de recursos y la existencia de hielo y agua, y preparar una misión con astronautas en fecha a determinar. Desde Moscú aseguraron que este sería el primer paso para la construcción de una base permanente. 

"Tenemos que ir a la Luna. El siglo XXI va a ser el siglo en el que la civilización humana establecerá ahí bases permanentes y nuestro país tiene que ser parte de ese proceso", señaló Igor Mitrofanov, profesor del Instituto de Investigación Espacial de Moscú y uno de los científicos principales del proyecto.

La idea, agregó, es continuar con el programa de exploración abandonado por los soviéticos a mediados de la década de 1970. A diferencia del plan de aquellos años, cuando la URSS se encontraba en franca carrera aeroespacial con los Estados Unidos, "esta vez tenemos que trabajar con nuestros colegas internacionales", explicitó Mitrofanov.

Desde la Agencia Espacial Europea (ESA), socios minoritarios en el proyecto, confirmaron el objetivo. "Nuestra ambición es tener astronautas europeos en la Luna. Y actualmente hay conversaciones internacionales para una mayor cooperación en cómo regresar a la Luna", precisó Bérengère Houdou, la directora del grupo de exploración lunar del Centro Europeo de Tecnología e Investigación de la ESA.

"El polo sur de la Luna no se parece a ningún otro lugar en el que hayamos estado antes", explicó James Carpenter, científico principal de ESA en el proyecto. "El ambiente es completamente diferente. Y dado el frío extremo, se pueden encontrar grandes cantidades de agua-hielo y otros químicos que podríamos emplear como combustible o en sistemas de soporte vital para futuras misiones con humanos", agregó.

Si bien la participación europea está supeditada a una aprobación durante un encuentro de ministros a finales de 2016, ninguno de los referentes de ESA ponen en duda su realización. Por todo eso, señalan, el regreso del hombre a la Luna es sólo una cuestión de tiempo.

Un gran paso para la humanidad, más de cuatro décadas después

1950. La historia del hombre en la Luna se inicia en esta década y queda marcada por la Guerra Fría que sostenían los Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

1959. La sonda soviética Lunik 3 toma las primeras fotografías de la cara oculta de la Luna.

1961. El presidente estadounidense John F. Kennedy anuncia el objetivo de depositar un hombre en la Luna y traerlo de vuelta a salvo antes de que finalizara la década.

1966. El 3 de febrero de ese año, la sonda automática rusa Lunik 9 realiza el primer alunizaje. Fue el primer objeto construido por el hombre que consiguió posarse suavemente en otro cuerpo celeste. Trasmitió fotografías y datos durante los siguientes tres días.

1969. El 20 de julio se produce la llegada del hombre a la Luna. El estadounidense Neil Armstrong, tripulante de la misión Apolo 11, camina por la superficie lunar y pronuncia una frase que se volvería célebre: "Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad”. Cuatro días, después la nave amerizó en el Océano Pacífico. 

1970. La Unión Soviética envía el Lunik 16, la primera sonda automática que aluniza y trae de vuelta a la Tierra muestras del suelo lunar.

1971. La misión Apolo 14 logra realizar el primer aterrizaje exitoso de una tripulación sobre una región montañosa de la Luna.

1972. El Apolo 17 realiza la sexta y última misión en la que un hombre baja en la Luna. Esta expedición bate el récord de estancia en el satélite (casi 75 horas), de mayor tiempo en órbita lunar (147 horas) y de tiempo en salidas extravehiculares de los astronautas (22 horas).

Comentarios