Por qué un pasajero mordió a otro, colapsó y murió

Los estudios realizados sobre el cadáver del joven desnudaron los motivos de su ataque de ira y de su deceso.
martes, 20 de octubre de 2015 · 13:08
El pasajero del vuelo EI485 de Aer Lingus, John Kennedy dos Santos Gurjao, llevaba en su estómago 80 cápsulas de cocaína, según reveló la autopsia que se le realizó en una morgue de Dublin. Dos Santos Gurjao irrumpió en un ataque de ira y totalmente fuera de sí comenzó a morder a otro de los pasajeros que se encontraba a su lado. Luego colapsó y murió luego de una desesperante agonía.

Los estudios realizados sobre su cuerpo indicaron que el brasileño de 24 años estaba traficando cocaína por un valor de 64 mil dólares en sus órganos y que evidentemente una de esas cápsulas que había ingerido habría estallado provocando una hemorragia interna que lo terminó matando. Al darse cuenta de esa rotura, el joven comenzó a enloquecer. Dos Santos Gurjao iba acompañado por otra mujer de origen portugués a quien se le encontró anfetaminas en su equipaje. La sospechosa fue arrestada por tráfico de drogas, según consignó el diario inglés Metro.

"El hombre fue contenido y después de eso, se puso peor. Estaba en el suelo temblando violentamente. El ruido que estaba haciendo era algo que nunca he oído antes. Era como una profunda angustia ... muy, muy preocupado, muy gutural, desde lo más profundo dentro de él", manifestó John Leonard, uno de los pasajeros que presenció el dramático momento.

Un médico y una enfermera que iban a bordo intentaron reanimarlo, pero no lo lograron. El pasajero mordido fue llevado a un hospital local, mientras que los otros 165 viajeros y seis tripulantes viajaron en autobús a Dublín.

Según se desprende del diálogo entre la cabina y los controladores aéreos, el piloto informó a la torre que había un "hombre descontrolado corriendo" dentro del avión y que "uno o dos" pasajeros habían sido herido como consecuencia de los ataques irracionales que realizó el agresor.

En el momento en que todo estalló dentro del Airbus A320-200, el piloto consultó por el intercomunicador de la nave si entre los pasajeros había algún médico que pudiera atender al atacante, visiblemente bajo los efectos de algún tipo de estímulo químico. Fue en ese momento en que aparecieron dos enfermeras y un médico.

"El vuelo EI485 de Aer Lingus de Lisboa a Dublin fue desviado por una emergencia médica a bordo", señaló la compañía en un comunicado emitido hoy. "Había 168 pasajeros y seis miembros de la tripulación. El vuelo aterrizó a salvo a las 17:40 hora local", continuó el escrito.
 
Fuente: Infobae

Comentarios