Corea del Norte lista "para una guerra con Estados Unidos"

Fuerte discurso del líder norcoreano, Kim-jong Un, en el desfile en Pyongyang con que se celebraron los 70 años de la fundación del Partido de los Trabajadores.
domingo, 11 de octubre de 2015 · 12:44
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, aseguró ayer durante el desfile militar por el 70º aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores que su país está preparado para defenderse en una guerra contra Estados Unidos, en lo que fue su primera intervención pública en dos años y medio en el poder.

"Nuestras fuerzas de combate revolucionarias están listas para librar cualquier tipo de guerra urdida por los imperialistas estadounidenses", aseguró el jefe de Estado norcoreano, que desde un podio observó el desfile en la plaza Kim-Il-Sung de Pyongyang, frente a centenares de miles de personas entre las que había autoridades políticas, militares, civiles norcoreanos, periodistas y visitantes extranjeros.

Según consignó Tiempo Argentino, fue la segunda vez que este joven mandatario de 32 años habló públicamente tras haber llegado al poder en diciembre de 2011. La primera vez había sido en abril de 2012, cuando fue el orador principal de la celebración por el centenario del nacimiento de su abuelo, el "presidente eterno" Kim Il-sung.

 

 La jornada fue aprovechada para mostrar el poder de fuego del Ejército Popular norcoreano, que exhibió proyectiles de diversos tamaños –entre ellos un gran misil que según expertos podría ser el KN-08 capaz de alcanzar territorio continental de EE UU– así como sus lanzaderas móviles y varios drones. 


Otra novedad destacada fueron las enormes estatuas rodantes de Kim Il-sung y Kim Jong-il, el abuelo y el padre del actual líder, que recorrieron la plaza entre vítores y gestos de lealtad de los presentes.

Durante su discurso de ayer, Kim defendió también la denominada política "Songun", por la cual el estado norcoreano convierte al Ejército revolucionario en la prioridad, al considerarlo el motor y fuerza principal para impulsar la revolución. El mensaje del líder también incluyó promesas de desarrollo de la economía nacional. El mandatario estuvo acompañado por importantes autoridades políticas en el palco, donde destacó la presencia de su hermana Kim Yo-jong, de 29 años, considerada una figura emergente en la nueva era de la dinastía, y también del vicemariscal Hwang Pyong-so, número dos del gobierno.

Ocupó un lugar preeminente junto al "líder supremo", el jefe de propaganda chino y número 5 de la jerarquía de poder de Beijing, Liu Yunshan, que previamente mantuvo una reunión con Kim en la que ambos estrecharon los lazos bilaterales.

El desfile comenzó con una procesión de infantería en la que miles de soldados, escoltados por carros de combate y vehículos acorazados, recorrieron la plaza con pasos militares coordinados al milímetro para finalmente formar los clásicos mosaicos con los nombres de los Kim y principales lemas del régimen. Por lo masivo del evento, algunos expertos apuntaron que se trató del mayor desfile militar en la historia de Corea del Norte.

En la edición de este año, más de un centenar de periodistas y un elevado número de visitantes de diversos países acudieron a la ceremonia, que se interpretó como una demostración de fuerza, solidez y unidad del Estado comunista en torno a su líder.

El último de una dinastía fundadora
 
El joven jefe de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, ocupa ese puesto desde la muerte de su padre, Kim Jong-iI, el 17 de diciembre de 2011. Sobre las espaldas del líder de 32 años pesa el gran legado que le dejó su antecesor, quien fue considerado el Líder Supremo, y cuya fecha de nacimiento hoy es fiesta nacional en ese país del sudeste asiático. El abuelo de Kim, Kim Il-sung, manejó los hilos de Corea del Norte hasta el día de su muerte, el 9 de julio de 1994, y fue el creador del Juche, la base ideológica de la República Popular Democrática de Corea.

El actual mandatario norcoreano ordenó la ejecución de su tío, Jang Song Thaek, quien fue acusado de traición, por desobedecer órdenes y conspirar dentro del Partido de los Trabajadores. Algunos medios internacionales publicaron la teoría, hasta ahora no comprobada, de que el tío fue devorado por una jauría de 120 perros de caza, que habían sido mantenidos cinco días sin comer. En el marco de esta caracterización del líder norcoreano, Kim es tildado también, de haber ejecutado a toda la familia de su tío. 

Desde su asunción en el poder, el joven mandatario amenazó en más de una oportunidad con atacar a Estados Unidos y ayer mostró que tiene armamento como para intentarlo. 

Hace dos años incluso amenazó con atacar el memorial de las Torres Gemelas si los gobiernos de Washington y Seúl, la capital surcoreana, no cesaban en "sus acciones beligerantes", y ordenó a su artillería y unidades militares que se colocasen en "posición de combate" ante la posibilidad de que diera la orden de atacar las bases norteamericanas en las islas de Hawai y Guam.
 
 
(Fuente: Info News) 

Valorar noticia

Comentarios