crisis

Siria: nuevo acuerdo entre la ONU y Al Asad

El enviado de Naciones Unidas Kofi Annan se reunió con el presidente sirio para encarar una salida al conflicto que se cobró más de diez mil vidas en los últimos 16 meses. Tras el encuentro, el diplomático se dirigió a Irán, quien considera “debe ser parte de la solución”.
lunes, 9 de julio de 2012 · 17:33

Kofi Annan y Al Assad. El enviado especial de la ONU y la Liga Arabe para Siria, Kofi Annan, estableció “acuerdos” con el presidente sirio, Bashar Al Asad, sobre un nuevo enfoque para enfrentar la violencia que desangra al país. Tras el encuentro, viajó a Irán en busca de nuevos aliados
Annan indicó que Al Asad está de acuerdo con el planteamiento para solucionar el conflicto: "Hablamos de la necesidad de acabar con la violencia y de los medios para conseguirlo y nos hemos puesto de acuerdo sobre cómo enfocar esta cuestión, que ahora voy a compartir con la oposición armada", dijo.

El encuentro con Al Asad se produjo apenas dos días después de que el sirio declarara a la televisión pública alemana que países como Turquía, Arabia Saudita o Qatar "entorpecen el plan de paz" de Annan, pues "dan apoyo con armas y logística, a los terroristas".

Tras su encuentro con el presidente sirio, Annan se dirigió a Teherán, uno de los más férreos aliados del gobierno de Al Assad, para consolidar este nuevo enfoque.

“Irán debe ser parte de la solución del conflicto", por la capacidad del presidente Mahmoud Ahmadinejad de influir en el Gobierno de Damasco, explicó.

El enviado especial ya visitó Teherán el 10 de abril pasado, en el marco de su labor como mediador en el conflicto, y en ese caso, también fue para recabar de las autoridades de Irán apoyo para su plan de paz.

El gobierno iraní insiste en que Al Asad debe ser quien encabece cualquier programa de reformas planteado para Siria, y condenó a los grupos armados opositores a los que calificó como "terroristas".

Recíprocamente, Estados Unidos y los rebeldes armados sirios acusan a Teherán de brindar respaldo militar -armas y efectivos- a Damasco, lo que es utilizado por el Ejército para desatar una feroz represión a la rebelión que -según las Naciones Unidas- costó la vida a más de 10 mil personas desde su inicio hace 16 meses.

El viernes pasado, 107 participantes del grupo "Amigos de Siria" reunidos en París pidieron al Consejo de Seguridad de la ONU que eleve la presión sobre Damasco. Aunque Rusia y China continúan frenando las resoluciones en el Consejo.

Fuente: iinfonews.com

Comentarios

Otras Noticias