entre otros, lo propuso argentina

Japón apretó y ganó: no habrá reserva de ballenas en el Atlántico Sur

La Comisión Ballenera Internacional reunida en Panamá descartó crear un santuario propuesto por Argentina y otros países, al no alcanzar el 75% de los votos. Cada año Japón caza cientos de ballenas en aguas antárticas basado en un tecnicismo que permite la captura con fines científicos derivando luego la carne para el consumo.
lunes, 2 de julio de 2012 · 21:04

Japón y países aliados hicieron naufragar el lunes una iniciativa para crear un santuario de ballenas en el Atlántico Sur, en el inicio de la reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Panamá.

"Japón y algunos países cooptados por Japón con la compra del voto" bloquearon la iniciativa del santuario, dijo a la AFP Milko Schvartzman, responsable para América latina del área de Océanos de Greenpeace.

"Ha sido algo muy triste y negativo que Japón y gobiernos como los caribeños y algunas islas del Pacífico hayan optado por eso (votar no) cuando no cazan ballenas, pero votan con Japón", añadió.

La iniciativa de Brasil, Argentina, Uruguay y Sudáfrica para crear el santuario obtuvo 38 votos a favor, 21 en contra y dos abstenciones y naufragó al no alcanzar el 75% de votos necesarios.

"Esto no ha terminado. Esto va a seguir el año que viene", prometió Schvartzman.

"Japón no quiere ceder ni un centímetro en cualquier cosa que lo comprometa", explicó por su parte Jose Truda Palazzo, uno de los impulsores de la iniciativa del santuario cuando representaba a Brasil en la CBI.

"Nadie puede creer que Nauru o Tuvalu tienen algún interés o han estudiado el tema del santuario. Ellos votaron (en contra) porque Japón les dijo de hacerlo", agregó Truda Palazzo, hoy representante de la 0NG brasileña Centro de Conservación de Cetáceos.

Cada año Japón caza cientos de ballenas en aguas antárticas basado en un tecnicismo que permite la captura con fines científicos derivando luego la carne para el consumo. Japón argumenta que el consumo de ballenas es parte de su cultura, y acusa a Occidente de falta de sensibilidad.

Los otros dos únicos países que cazan ballenas, y sin siquiera escudarse en la excusa científica, son Noruega e Islandia, aunque su actividad se limita a sus aguas cercanas.

"Los santuarios, más allá de que son santuarios para las ballenas, ayudan a llevar a cabo investigaciones y a poder apoyar todo tipo de manejo sostenible sin que sean diezmadas", había explicado poco antes de la votación Vanessa Tossenberger, de la ONG Sociedad para la Conservación de Ballenas y Delfines (WDCS, por sus siglas en inglés).

A favor del santuario votaron por América Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay.

También apoyaron la iniciativa Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Gabón, Holanda, India, Irlanda, Israel, Italia, Luxemburgo, Mónaco, Nueva Zelanda, Reino Unido, República Checa, Rumania, Sudáfrica, Suecia y Suiza.

Contra el proyecto, además de Japón, votaron las islas-estado de Antigua y Barbuda, Grenada, San Cristobal y Nevis y Santa Lucía.

También se opusieron los africanos Benin, Ghana, Tanzania y Togo, las islas del Pacífico de Kiribati, Nauru y Tuvalu, además de Camboya, China, Corea del Sur, Islandia, Laos, Mongolia, Noruega, Omán y Rusia.

Marruecos y San Vicente y Granadinas se abstuvieron.

La 64 reunión de la CBI, organismo creado en 1946 por la Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas, fue inaugurada este lunes en Panamá y se prolongará hasta el viernes.

Comentarios

Otras Noticias