habla de masturbación y homosexualidad

Una monja "rebelde" provoca revuelo en el Vaticano

Trata temas como el sexo, la masturbación y la homosexualidad. La respuesta de la Santa Sede.
martes, 5 de junio de 2012 · 09:07

 

No se trata de la "novicia" famosa de la película protagonizada por Julie Andrews. Se trata de una religiosa cuyas palabras versan sobre cuestiones más cercanas a los debates de la última década. El Vaticano criticó este lunes el libro "Just Love. A Framework for Christian Sexual Ethics" (Sólo amor. Un marco para la ética sexual cristiana) de Sor Margaret A. Farley, por sus opiniones acerca de la masturbación, la homosexualidad, la indisolubilidad del matrimonio y el divorcio.

La Congregación para la Doctrina de la Fe (en siglos pasados, conocida como la "Santa Inquisición") examinó el texto de la monja estadounidense y aseguró que "el libro en cuestión contenía proposiciones erróneas cuya divulgación podía causar grave daño a los fieles", por lo que invitó a la autora a "corregir las tesis inaceptables".

Sor Farley opina en su libro que "la masturbación generalmente no implica ningún problema de carácter moral", pero según las autoridades eclesiásticas "es un acto intrínseca y gravemente desordenado".

Además, se expresa que "las relaciones y los actos homosexuales pueden ser justificados de acuerdo a la misma ética sexual de las relaciones y los actos heterosexuales", posición que el Vaticano considera que "no es aceptable". La hermana señala que son injustas "las legislaciones contra la discriminación de los homosexuales, así como de las parejas de hecho, las uniones civiles y los matrimonios gays".

La respuesta de Sor Farley no satisfizo a la Congregación, que consideró que no clarificaba adecuadamente los problemas contenidos en el libro, por lo que sus miembros decidieron proceder a la publicación de una notificación.

"Entre los numerosos errores y ambigüedades del libro se encuentran sus opiniones acerca de la masturbación, los actos homosexuales, las uniones homosexuales, la indisolubilidad del matrimonio y el problema del divorcio seguido de nuevas nupcias", asegura la nota.

La Congregación acepta "el respeto hacia las personas homosexuales", pero advierte que "no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales". Sobre el divorcio, el Vaticano -quien por estas semanas enfrenta el escándalo "Vatileaks"- cree que la opinión de Sor Farley "está en contradicción con la doctrina católica sobre la indisolubilidad del matrimonio".

Comentarios

Otras Noticias