vatileaks: Más revelaciones de “Il Corvo”

Complicada situación de la cúpula del Vaticano

La última filtración de comunicaciones reservadas revela que el mayodormo de Benedicto XVI, detenido por el hecho, es sólo un chivo expiatorio, y apunta contra el cardenal Tarcisio Bertone y el secretario privado del Papa, Georg Gaenswein.
lunes, 4 de junio de 2012 · 07:50


Tres nuevos documentos reservados del Vaticano, dos de ellos con críticas referencias al secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, y el secretario privado del papa, Georg Gaenswein, y un tercero sobre el movimiento Camino Neocatecumenal, sumaron presión ayer al caldero en el que está inmersa la Santa Sede. El diario italiano La Repubblica dijo que las notas se las filtró “Il Corvo” (“El Cuervo”), como se conoce a la persona o personas que desde hace varios meses están haciendo llegar a la prensa los documentos reservados enviados a Benedicto XVI y a su secretario particular con un claro afán de desprestigiar a la cúpula de la Iglesia Católica.
Junto con los documentos, el diario publica una carta titulada “Expulsar a los responsables del Vaticano”, en la que Il Corvo asegura que el mayordomo del papa, Paolo Gabriele –detenido desde el 24 de mayo bajo la acusación de haber sido quien robó los documentos reservados y filtrarlos a la prensa–, “no es más que un chivo expiatorio”. Según Il Corvo, para llegar a “la verdad” hay que investigar en el poder central, “o sea, en el archivo privado de monseñor Georg Gaenswein, del que salen continuamente documentos reservados en favor del cardenal Bertone”. El diario no explica en ningún momento qué intereses hay detrás de la trama.
Il Corvo, que asegura que estos documentos son sólo algunos “entre el centenar” que tiene en su poder, señala a Bertone y al secretario del papa como “los responsables” del escándalo que sacude al Estado vaticano. El documento sobre el Camino Neocatecumenal, movimiento interno fundado por el español Kiko Argüello, es una carta del 14 de enero de este año, enviada por el cardenal Raymond Leo Burke, prefecto del Tribunal de la Signatura Apostólica (el Tribunal Supremo de la Santa Sede) a Bertone en la que expresa sus reservas por la aprobación de la liturgia de ese movimiento laico.
A Burke le preocupa cómo celebran la misa “los kikos”, el “modo anómalo” cómo reciben la comunión, “exagerando gravemente el aspecto del banquete eucarístico y descuidando el ministerio insustituible del sacerdote en la misa”. El cardenal considera que la liturgia de “los kikos” no es coherente con el magisterio litúrgico del papa. Los otros dos documentos no fueron publicados por el diario, que solamente presenta la zona de los mismos donde aparece la firma de Gaenswein y señala que se trata de casos “engorrosos” ocurridos dentro del Vaticano.
Según La Repubblica, eso es una clara señal de que Il Corvo no quiere revelarlos totalmente para “no ofender al santo padre, ya muy afectado por sus ineptos colaboradores”, aunque advierte de una posible publicación si el Vaticano se obstina en seguir escondiendo la verdad. Para los seguidores de la intrincada lucha de facciones por el poder del Vaticano, aún no está totalmente claro por qué se hace blanco exclusivamente en Bertone y el secretario del Papa, cuando en el inicio de este último escándalo se había mostrado a Gaenswein como un enemigo solapado del secretario de Estado.

“Lo tiene sin cuidado, no lo asusta”
Es obvio que la máxima jerarquía católica necesita minimizar el escándalo desatado en el Vaticano, en lo que los analistas definen como una despiadada lucha por el poder. Ayer, bajo el impacto de los nuevos documentos publicados por el diario La Repubblica, el vocero oficial del Papa, Federico Lombardi, dijo que la situación creada con la publicación de las cartas privadas de Benedicto XVI “lo tiene sin cuidado, no lo asusta”.
“El Papa conoce los problemas de la Iglesia, que son muchos, y no se asusta por nada”, aseguró Lombardi en Milán, cuando acompañaba al pontífice en el cierre del Encuentro Mundial de las Familias, donde en una muestra de fuerza se hizo acompañar por 60 cardenales y 250 obispos. El vocero vaticano agregó que no le sorprendía la publicación de esos nuevos documentos, como tampoco le sorprendería si en los próximos días se publican otros más.
“Está claro que quien ha recibido esos cantidad de papeles pone en marcha su estrategia para lograr sus objetivos”, dijo Lombardi, tal como si se tratara de un hecho rutinario.

Comentarios

Otras Noticias