Elecciones

Los griegos rechazaron el ajuste del FMI en una histórica votación

Los griegos dieron este domingo un severo castigo a los partidos tradicionales en las primeras elecciones desde el estallido de la crisis de deuda, en unos comicios en los que más del 60% del apoyo fue para las fuerzas opuestas al ajuste exigido por el FMI y Europa a cambio de asistencia financiera.
domingo, 06 de mayo de 2012 · 21:34

El resultado constituye un auténtico terremoto político interno que amenaza con poner en duda el futuro de Grecia dentro de la zona euro y asesta un golpe a las esperanzas de los mercados y de otros países de Europa de que Atenas seguirá cumpliendo con las draconianas medidas de austeridad impuestas por sus acreedores.

En una rápida respuesta al voto de protesta anti-ajuste, los líderes de los dos partidos más votados de la elección, el conservador Nueva Democracia (ND) y el izquierdista Syriza, pidieron, respectivamente, modificar los términos de los "rescates" financieros o directamente anular los salvatajes.

Dos años de congelación o baja de salarios, suba de impuestos y de la edad jubilatoria, privatizaciones y cierre de cientos de comercios a cambio del dinero que presta el FMI sumieron al país en una de las peores recesiones de la Europa de posguerra, con un desempleo que supera el 21%.

Las penurias exasperaron a los griegos, que este domingo castigaron en las urnas al ND y al socialista PASOK, que dominaron la política del país desde el fin de la dictadura, en 1971, y que en los últimos seis meses habían gobernado en coalición y aprobado un segundo rescate financiero del FMI y la UE, a cambio de más ajuste.

Proyecciones a partir de datos oficiales mostraron que ND logró 18,9% de los votos y 108 de las 300 bancas del Parlamento, muy por debajo de los 151 que se necesita para tener mayoría.

El PASOK, por su parte, salió tercero con el 13,4% de los votos y 41 escaños, detrás de Syriza, una coalición de izquierda que con el 16,8% y 51 asientos se transformaron en el gran ganador de la jornada, informó la cadena CNN.

El partido de extrema derecha Amanecer Dorado, que tiene una plataforma antiinmigrante y propone minar las fronteras de Grecia, obtuvo, según las proyecciones, un 7% de los votos y 22 diputados, un extraordinario desempeño para una agrupación que hasta hace meses estaba en las márgenes de la vida política griega.

De acuerdo a estas proyecciones, ND y PASOK lograron, juntos, entre el 32 y el 34,5% de los votos, lejísimo del 77,4% que lograron en las elecciones anteriores, en 2009.

Sin una clara mayoría a favor de nadie, se deberá formar una coalición de gobierno. Si fracasan los esfuerzos de las tres fuerzas más votadas, el país debería celebrar nuevas elecciones, una perspectiva que preocupa a los mercados y acreedores.

Tanto el líder de ND, Antonis Samaras, como el del PASOK, Evangelos Venizelos, manifestaron su apoyo a una coalición que reemplace a la actual del premier tecnócrata Lucas Papademos, aunque con algunas salvedades.

"El hecho de que Nueva Democracia sea el primer partido aumenta su responsabilidad, puesto que ahora es el único pilar de la estabilidad política en Grecia", dijo Samaras en Atenas.

"Estamos listos para asumir la responsabilidad de formar un nuevo gobierno de salvación nacional con dos metas exclusivas: que Grecia permanezca en la zona euro y modificar los términos del acuerdo de préstamo para que haya crecimiento económico y alivio para la sociedad griega", agregó.

Antes de las elecciones, Samaras había desestimado la posibilidad de formar una alianza con el PASOK.

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, dijo que la derrota de ND y PASOK, que firmaron los acuerdos de salvataje, significa "que su rúbrica perdió legitimidad por votación popular".

"El pueblo recompensó las propuestas hechas por nosotros para formar un gobierno de la izquierda que cancele los acuerdos de crédito y anule el camino de la gente hacia la miseria", agregó.

El resultado del PASOK fue un duro golpe para el partido, que ganó las últimas elecciones de 2009 con el 43% de los votos.

"Para nosotros, el PASOK, el día es particularmente doloroso", dijo Venizelos. "Sabíamos que pagaríamos el precio de haber asumido una posición emocional y políticamente insoportable para tomar las medidas que eran necesarias", agregó.

Venizelos descartó una alianza con ND y pidió una gran coalición de partidos pro-europeos.

"Un gobierno de coalición del viejo sistema de dos partidos no tendría suficiente legitimidad ni suficiente credibilidad doméstica o internacional si reuniera una mayoría muy exigua", señaló.

"Tendría más sentido un gobierno de unidad nacional con la participación de todos los partidos que favorecen el curso europeo, sin importar sus posiciones hacia los acuerdos de créditos", añadió.

Tras los comicios se esperan días de tortuosas negociaciones para intentar formar gobierno.

El líder del partido neonazi Amanecer Dorado, Nikos Michaloliakos, dijo que su partido, que entrará al Parlamento por primera vez y será el sexto con más bancas, luchará contra los "usureros mundiales" y contra la "esclavitud" de unos acuerdos crediticios del FMI y la UE que calificó de "dictatoriales".

En comentarios intimidantes citados este domingo por diarios griegos, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que si el gobierno griego reniega de lo pactado, el país "asumirás las consecuencias".

"La membresía de la Unión Europea es voluntaria", agregó en declaraciones en la ciudad de Colonia. Fuente: telam.com

Comentarios