Cumbre en Chicago

Obama y la OTAN confirmaron su permanencia en Afganistán

La OTAN tiene todavía un importante papel que desempeñar en el mundo de hoy, afirmaron el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, quien en el inicio de la cumbre en Chicago confirmó la permanencia de las tropas en Afganistán.
domingo, 20 de mayo de 2012 · 22:35

"Juntos, seguiremos haciendo que la OTAN sea capaz de responder a los desafíos de seguridad de mañana (lunes), porque ningún país, ningún continente puede hacerles frente solo", declaró Rasmussen a los 28 jefes de Estado y de gobierno de la OTAN.

"Podemos encontrar soluciones comunes a problemas comunes", aseguró al respecto para expresar luego una de las posiciones que más interesaban a Obama: "No habrá salida apresurada de las tropas internacionales de Afganistán", aseguró al prometer que la cumbre demostrará el "poderoso compromiso" internacional con ese país.

Por su parte, el anfitrión de la cita, Obama, calificó a la OTAN como "la alianza más fuerte y exitosa que haya visto jamás el mundo".

"Nuestra alianza ha sido la base de nuestra seguridad común, de nuestra libertad y de nuestra prosperidad", afirmó. "Aunque los tiempos hayan cambiado, la razón fundamental de nuestra alianza no lo ha hecho", agregó, en declaraciones que reproduce la agencia de noticias DPA.

La situación afgana concentra el foco de las discusiones en la reunión, a la luz de la promesa realizada durante su campaña por el presidente francés, Francois Hollande, de retirar sus tropas, lo que supone un adelanto de dos años con respecto a la conclusión de la fase de transición marcado por la Alianza (finales de 2014).

Rasmussen se reunió este domingo con Hollande previo al comienzo de la cumbre, y señaló en unas declaraciones previas a la prensa que "no habrá una carrera" entre los países de la OTAN para sacar a sus tropas de suelo afgano.

El danés se manifestó comprensivo con Hollande y señaló que "la regla número uno de un político es cumplir sus promesas", aunque subrayó categóricamente que el calendario de la OTAN " seguirá sin cambios".

En línea con lo declarado por Rasmussen, la canciller alemana, Angela Merkel, señaló a la prensa que la Alianza Atlántica debe salir toda junta de Afganistán y no sus miembros de forma individual.

"Fuimos juntos a Afganistán y queremos salir juntos de Afganistán", dijo Merkel justo antes de la inauguración oficial de la cumbre de la OTAN en la ciudad estadounidense, donde el país centro-asiático será uno de los protagonistas.

Las declaraciones de Rasmussen y Merkel oxigenan la postura de Obama, quien buscaba refrendar su estrategia para Kabul, plan que incluye la retirada para este año de 23.000 soldados (de 90.000 que tiene desplegados), en consonancia con el calendario fijado por la OTAN.

Este es un tema sensible en un año electoral, en el marco del creciente descontento estadounidense por la presencia de sus soldados en el país asiático, rechazo que creció desde un 53% a finales de marzo, al 69% a principios de mayo, según un sondeo de la cadena CBS y The New York Times.

Los convocados a la cumbre, que culminará este lunes, discutirán también cómo ha de continuar el país asiático en materia de seguridad y cómo se financiará ese sector una vez retiradas las tropas de la alianza en 2014.

En relación a ese espinoso punto del financiamiento de las tropas, Obama está dispuesto a asumir la mitad de los costos -que bordean los 4.000 millones de dólares- pero pide a cambio a la comunidad internacional que se haga cargo del resto.

Rasmussen aseguró también que la cumbre despejará cualquier duda sobre el "compromiso" internacional con Afganistán más allá de 2014.

"Ésta va a ser una demostración poderosa del compromiso de toda la comunidad internacional con el futuro de Afganistán", aseguró en palabras que por su parte Obama también repitió, en un encuentro bilateral al presidente afgano, Hamid Karzai, uno de los invitados a la cumbre.

Karzai por su parte también aseguró el compromiso de su país con la transición porque, aseguró, "Afganistán es totalmente consciente de las tareas que tiene por delante y de lo que tiene que hacer para alcanzar los objetivos que todos tenemos para que sea estable, pacífico y autosuficiente".

El inicio de la cumbre estuvo precedida por manifestaciones de miles de personas en la metrópolis estadounidense, blindada con 3.000 agentes especiales, calles cortadas, piquetes policiales en las esquinas y restricciones en el tren subterráneo.

A primeras horas del domingo, la policía informó de "algunos heridos y arrestos" pero señaló que la situación está "totalmente controlada", informó la cadena CNN.

El sábado, miles de personas protestaron entre los rascacielos de Chicago bajo el lema "la OTAN supone la Tercera Guerra Mundial". Fuente: telam.com

Comentarios