masacre

Terror en El Cairo: asesinan a 20 islamistas

Los salafistas mantienen desde hace días una protesta ante el Ministerio de Defensa por la inhabilitación de su candidato para las elecciones presidenciales
miércoles, 02 de mayo de 2012 · 12:48

Una veintena de manifestantes ha muerto durante la madrugada hoy miércoles tras sufrir un violento ataque por parte de docenas de matones en las inmediaciones del Ministerio de Defensa, situado en el barrio cairota de Abbasiya. Los disturbios se producen durante el tercer día oficial de campaña de las elecciones presidenciales egipcias, cuya primera vuelta está prevista para los días 23 y 24 de mayo.

Hace una semana, tras conocerse la descalificación del candidato salafista Hazem Abu Ismail, centenares de sus seguidores organizaron una concentración de protesta frente al Ministerio de Defensa. Docenas de ellos decidieron levantar tiendas de campaña, con la intención de no moverse de allí hasta que la Junta Militar entregue el poder a un Gobierno civil. A la protesta se sumaron también varias organizaciones de jóvenes revolucionarios, como el Movimiento 6 de abril.

"El ataque ha empezado a la una de la madrugada, pero los enfrentamientos se han prolongado hasta las 11 de la mañana. Nosotros ya habíamos montado la clínica porque dos días antes hubo enfrentamientos", ha declarado a El PAIS Jeannette, un joven estudiante de enfermería que junto a una decena de médicos ofrece primeros auxilios a los heridos en Abbasiya. "Todos los muertos se han producido por disparos de bala. Pero también hemos atendido heridos con perdigonadas, y contusiones con piedras o bastones".


A primera hora de la tarde, mientras decenas de activistas aprovechaban la calma para echar una siesta, ha visitado la clínica de campaña el candidato presidencial Jaled Alí, un abogado laboralista afín a los movimientos revolucionarios. Ali se ha hecho eco de una interpretación de los hechos dominante entre los manifestantes: "La Junta Militar no tiene intención de entregar el poder el 30 de junio. Está interesada en crear una situación de confusión y violencia, la excusa ideal para posponer o cancelar indefinidamente las elecciones".


De acuerdo con las fuentes oficiales, los enfrentamientos se produjeron cuando un grupo de vecinos intentaron desalojar por la fuerza a los manifestantes con la finalidad de que el barrio recuperara la normalidad. Sin embargo, los activistas aseguran que entre los matones habían fuerzas del orden.

"Hemos detenido a varios, y algunos de ellos tenían carné de policía. No hay duda de que la Junta Militar está detrás de los hechos. Además, nos han lanzado botes con gases lacrimógenos, ¿quién se los puede haber dado si no la policía?", se pregunta Jattab, un contable de 23 años que desde hace una semana cada noche acude a Abbasiya cuando termina su jornada laboral.

Aunque Jattab se confiesa seguidor del Abu Ismail, advierte que su demanda principal no es que se permita al política salafista participar en las elecciones, sino "la caida del gobierno militar, y la liberación de todos los presos políticos". A unos pocos metros de su tienda, se levanta otra flanqueda por una bandera con un puño negro, el símbolo del Movimiento 6 de abril. "En la protesta estamos representados gentes de varias ideologías, no solo islamistas. Nos une una misma demanda: completar la Revolución, y conseguir la libertad", dijo Mohamed, un estudiante de Ingeniería de 21 años de tendencia progresista.

Comentarios