Inseguridad y bronca

"Tiramos para que nos respeten"

Tres menores de 17 años confesaron ante la Justicia el crimen del empleado de La Pasiva. Cada uno se llevó $ 16.000. "Compramos ropa deportiva y otras cosas", dijo un menor.
miércoles, 16 de mayo de 2012 · 08:47

"Entramos y tiramos para que nos respeten. Después, todo queda más tranquilo", confesó ayer uno de los autores de la rapiña que provocó la muerte del empleado de La Pasiva, Gastón Hernández.

Al día siguiente de la marcha que reclamó por más seguridad, la Policía capturó a tres menores de 17 años y a un adulto, todos sindicados como autores del crimen de Hernández, un empleado de La Pasiva de 34 años y padre de cinco hijos que fue ultimado a sangre fría en una rapiña en la madrugada del sábado.

Los dos menores que participaron de la rapiña cayeron en una vivienda de la ciudad de Toledo, en un operativo que se realizó en la mañana de ayer. "Tiré porque el mozo se movió", declaró al juez Hugo Morales y el fiscal Gustavo Zubía el menor que hizo el disparo mortal. Sin embargo, los funcionarios de La Pasiva de 8 de Octubre y Garibaldi testificaron que Hernández extrajo una Coca-Cola de un freezer, la puso encima del mostrador y luego colocó las manos sobre el mismo esperando el pago de la consumición. En ese momento, el menor le disparó al pecho, saltó encima del mostrador y comprobó que Hernández estaba malherido.

Ante la Justicia quedó comprobado que el móvil fue la rapiña. El lunes el presidente Mu-jica había señalado de manera informal a un grupo de periodistas que había rumores sobre un posible "ajuste de cuentas".


Un operador judicial de Menores señaló a El País que los delincuentes disparan primero porque eso "los hace más machos, les da más prestigio en el barrio y dentro del INAU".

El menor que ultimó a Hernández tenía un antecedente por una rapiña cometida en la ciudad de Pando. Tras el disparo al planchero, un cómplice agarró la plata de la caja registradora. Este sujeto dijo en el Juzgado que disparar primero les da más seguridad a la hora de robar. "Siempre se tira primero", enfatizó.

Los propietarios de La Pasiva señalaron que los tres adolescentes se llevaron $ 100.000. Sin embargo, los menores dicen que repartieron el dinero -también participó un adulto como `campana`- y a cada uno le tocó $ 16.000.

"No compramos drogas. Fuimos a una tienda en un shopping y nos compramos ropa deportiva y otras cosas", confesó uno de los rapiñeros. Otro adolescente dijo que usaron el dinero para ir a un bar.

Resta determinar la responsabilidad de un tercer menor detenido. No participó directamente en el asalto, sin embargo, la Policía sospecha que intervino en forma indirecta, ya sea escondiendo las armas usadas en el atraco o dando amparo a los autores del mismo.

El abogado defensor, Guillermo Paysée, dijo que los menores confesaron el hecho y fueron reconocidos por funcionarios de La Pasiva.

En tanto, el fiscal Gustavo Zubía pedirá la pena máxima de cinco años por homicidio y rapiña. El juez Morales se expedirá hoy sobre el asunto. Es posible que en breve se realice la reconstrucción de la rapiña y del homicidio en la pizzería.

En tanto, el juez de 20° Turno, Alejandro Guido, resolverá hoy sobre la situación del adulto que estaba fuera del comercio rapiñado y habría amenazado a una mujer antes de la fuga de los delincuentes.

INVESTIGACIÓN. El homicidio de Hernández generó reacciones a todo nivel. El lunes, una marcha con unas 2.000 personas reclamó por medidas más eficientes de seguridad pública frente a la sede de la Presidencia y cuestionó la gestión del ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

Ayer, los procedimientos de los investigadores de Homicidios comenzaron temprano. Tras una serie de indagatorias, un equipo de esa repartición recorría, a las 10 de la mañana, las calles polvorientas de Toledo en busca de una pareja de adultos que había sido vinculada con el homicidio.

Luego de ser interrogados, revelaron con "muchos detalles y datos fehacientes" que cuatro menores y un adulto habían participado de la rapiña en la pizzería, dijo a El País el vocero de la Jefatura de Montevideo, Pablo Ghan.

Sobre el mediodía, otro equipo de Homicidios se dirigió hacia la vivienda de uno de los adolescentes y allí encontró a los tres rapiñeros y dos armas. Tres horas más tarde y luego de ser interrogados por la Policía, los adolescentes fueron derivados al Juzgado de Menores de 1er. Turno y al Juzgado Letrado de 20° Turno.

Por otra parte, ayer por la tarde, 50 efectivos policiales de la Dirección de Seguridad y de la Guardia Republicana realizaron un operativo de control de vehículos en Unidad Casavalle y en las viviendas del Padre Cacho. El operativo fue similar al realizado el viernes 11. En esa oportunidad participaron 70 efectivos. Se trata de las zonas más inseguras de la ciudad.

CRUDEZA. En la apertura del "Seminario Internacional Derechos Humanos, Personas Privadas de Libertad y Gestión de Seguridad en el Sistema Penitenciario Uruguayo" efectuado en la mañana de ayer en el Centro de Formación de la Cooperación Española (Aecid), el ministro Bonomi dijo que hay una "mayor violencia" en los hechos delictivos y "una mayor incidencia" del crimen organizado en el narcotráfico.

Bonomi señaló que de enero a fines de abril del año pasado las rapiñas y los hurtos totalizaron 22.000. En cambio, agregó, en el mismo período de 2012, ocurrieron 20.000 hurtos y atracos con violencia. "Es decir, bajaron los delitos contra la propiedad. Descendieron los hurtos en forma pronunciada pero también subieron las rapiñas. Han crecido los ajustes de cuentas y la violencia interpersonal y doméstica", explicó.

Bonomi también destacó que hubo "una mejora" de la efectividad de la Policía en la persecución de un delito.

Más tarde, en una rueda de prensa, el titular de Interior señaló que la Policía uruguaya "no es tan buena" a la hora de evitar que las cosas sucedan. La reestructura que se está haciendo en la fuerza es para desarrollar políticas de prevención y poder así evitar que las cosas sucedan", señaló. Bonomi insistió en que mantendrá su plan de modernización de la Policía y de ingreso de más personal a la misma. Hoy participará en la ceremonia de egresos de 361 agentes de segunda de la Escuela de Policía, de los cuales 195 son ex militares que aceptaron incorporarse en forma voluntaria al Ministerio del Interior. Los egresados, casi en su totalidad, tendrán como destino la Jefatura de Montevideo.

Bonomi anunció que, además de los 361 egresados de hoy, antes de fin de año otros 400 agentes saldrán de los cursos de la Escuela de Policía con destino a la Jefatura de Montevideo. "Son 800 personas en un año que ingresan a la policía capitalina. El año pasado entraron 700. El promedio histórico de ingreso por año son 200. El año que ingresó más gente fueron 300", sostuvo. "Uno no está trabajando porque le empujen con movilizaciones. Estoy trabajando porque tenemos un plan que implica la incorporación de gente", dijo.

Consultado sobre si la marcha del pasado lunes tuvo tintes políticos, el titular de Interior respondió: "si me pregunta si tuvo un tinte político partidario, no sé. Pero si gritan que se vayan todos, es político. No hay ninguna duda".

LA CIFRA

100 mil

Es la cifra que fue robada por los tres menores en la madrugada del sábado, según declararon los propietarios de La Pasiva.

(Fuente: El País, de Montevideo)

Comentarios

Otras Noticias