En estados unidos

La policía detuvo a una nena de 6 años por hacer un berrinche en la escuela

La subieron a una patrulla y la llevaron detenida a la comisaría. Fue en Georgia y los oficiales, lejos de arrepentirse, argumentaron que la medida se tomó "por los daños que la nena ocasionó a la oficina del director".
miércoles, 18 de abril de 2012 · 16:51


Un berrinche provocado por una nena de seis años en la oficina de una escuela básica en Georgia terminó con la detención de la menor que, en consecuencia, fue esposada y llevada a la comisaría, según confirmó ayer el departamento de policía de esa ciudad.

La nena, Salecia Johnson, se enojó por motivos desconocidos el viernes pasado mientras estaba en la escuela y terminó en la dirección. Ahí llamaron a la policía para que "ayudaran con una joven rebelde que había dañado cosas de otros estudiantes, la propiedad de la escuela y había lesionado al director", dijo un comunicado del jefe de la policía de Milledgeville, Dray Swicord.

En la escuela Creekside Elementary de Milledgeville, 157 km al sureste de Atlanta, el oficial de la policía constató "los daños ocasionados por la estudiante" y también los intentos de la nena por escaparse varias veces, por lo que "fue esposada" para garantizar la seguridad de los otros niños y trasladada a la comisaría de donde, horas después, la retiraron sus padres, explicó Swicord.

Según la policía durante varias horas no encontraron a ningún responsable de la menor, hasta que una tía apareció en la comisaría y encontró a la Salecia conmocionada y "esposada en una celda", según relató la mujer a la cadena local 13WMAZ.

"Una niña de 6 años... no tienen nada más que hacer en la escuela que llamar a la policía y esposar a mi hija", ironizó el padre de la menor, Earnest Johnson.

La policía de Milledgeville aseguró el martes que le sacó las esposas a la niña apenas llegó a la comisaría; los oficiales afirman que le dieron agua, algo de comer y cuando llegó su tía la dejaron irse "sin presentar cargos en su contra".

"La niña nunca fue puesta en una celda o encarcelada y lo más importante era la seguridad de los estudiantes", defendió el jefe policial sobre el incidente que causó una ola de críticas en medios de Estados Unidos.
 Fuente: clarin.com