Homenajes y negocios

A cien años del naufragio del Titanic

El centenario del naufragio del Titanic, que se cumple el domingo 15 de abril, es celebrado con variados homenajes y también con grandes negocios, como remates, viajes cruceros y ventas de diversos productos tanto en sitios virtuales como reales.
jueves, 12 de abril de 2012 · 18:59
Mientras los restos del transatlántico pasan automáticamente a integrar el patrimonio cultural subacuático protegido por Naciones Unidas (ONU) al cumplir un siglo bajo las aguas, otras piezas recuperadas son subastadas por sumas millonarias con motivo de los cien años del hundimiento.

Numerosas revistas armaron ediciones especiales, surgieron libros inéditos, nuevas producciones documentales o noveladas en TV sobre el trágico viaje y el director James Cameron reeditó su filme "Titanic", ahora con tecnología 3D (tres dimensiones).

Desde el domingo, el Titanic estará al amparo de la Convención de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que protege todo rastro de existencia humana que esté bajo las aguas -parcial o totalmente- y tengan carácter cultural o histórico.

La UNESCO informó que "los Estados partes en la Convención podrán prohibir la destrucción, el saqueo, la venta y la dispersión de los objetos encontrados en el sitio", además de tomar medidas para asegurar que los vestigios humanos sean tratados con dignidad.

También podrán "decomisar objetos tomados del agua ilegalmente y cerrar sus puertos a cualquier buque que participe en actividades de exploración que no vayan conforme a los principios de la Convención".

El buque, que era considerado insumergible, se hundió a las 02.20 del 15 de abril de 1912 en el Atlántico Norte, tras chocar un iceberg la noche previa, y yace a casi 4.000 metros de profundidad a 625 kilómetros al sur de la isla canadiense de Terranova.

Había zarpado el 10 de ese mes del puerto inglés de Southampton y, tras pasar por Cherbourg, en Francia, y Queenstown, en Irlanda, tomó rumbo a Nueva York, con 2.223 pasajeros, pero nunca llegó y 1.517 de ellos fallecieron en la catástrofe.

Los restos fueron localizados 73 años después -el 1 de septiembre de 1985 a la 1:05- por una expedición franco americana dirigida por Jean-Louis Michel y Robert Ballard, en aguas internacionales.

Entre 1987 y 2004 la firma RMS Titanic realizó siete expediciones que recogieron unas 5.500 piezas, que iban a ser subastadas en Nueva York el 11 de este mes con una base de 189 millones de dólares, lo que fue postergado sin nueva fecha.

Según las reglas de la casa Guernsey`s, las piezas se subastan en un solo lote -para no dispersar la colección- que el ganador deberá exhibir de manera regular y garantizar su mantenimiento.

El 31 de marzo pasado, la sociedad Henry Aldridge & Son -que posee cientos de objetos del navío-remató en Londres un menú de la última cena de primera clase del Titanic, comprado por un coleccionista local en 76 mil libras esterlinas (unos 122 mil dólares).

El menú, que ofrecía huevos argenteuil, consomé campesino y gelantina de pollo o chuletas de cordero, fue guardado por Ruth Dodge en su cartera, como recuerdo de la cena que compartió ese 14 de abril con su esposo, Washington Dodge, y su hijo del mismo nombre, tres de los sobrevivientes del naufragio.

En Canadá y Reino Unido se emitieron sendas series de estampillas, que en el caso de las inglesas se pusieron a la venta el 10 pasado, aniversario de la partida del buque del puerto de Southampton.

Los 10 sellos del Correo Real cuentan la historia del crucero, con fotos desde su construcción hasta la tragedia, a 13,95 libras esterlinas, según la página de internet de la Royal Mail, que así también rinde homenaje a cinco empleados de correos -dos británicos y tres estadounidenses- muertos en el hundimiento del barco.

El correo de Canadá presentó, dos días después, cinco estampillas en homenaje a los barcos canadienses que recogieron cientos de víctimas en el mar. Cuatro de los timbres creados por el diseñador Dennis Oliver Hill representan la proa y la popa del Titanic y el quinto lo muestra navegando en el mar y un mapa de su única travesía.

Varias compañías navieras organizaron cruceros conmemorativos con la misma ruta del Titanic -desde Inglaterra y desde Nueva York-, como el Balmoral, que partió de Southampton el mismo día y hora que el buque histórico, con muchos pasajeros vestidos al estilo 1900, la mayoría familiares de los viajeros originales y "titanófilos".

Al llegar al lugar del hundimiento a las 2.20 del domingo venidero, se oficiará a bordo una misa en memoria del hecho.

En Belfast, donde construyeron el Titanic, se abrió un museo con exhibiciones interactivas, que se sumó a los muchos ya existentes, como el de Southampton, y sitios de atracciones similares en Missouri y Tennessee, en Estados Unidos.

Unas 100 mil personas de 20 países sacaron entradas para visitar el edificio Titanic Belfast, con la forma del casco del navío y de igual altura, donde hay 3.000 paneles de aluminio y seis plantas con nueve galerías.

La historia del Titanic es el eje de una campaña turística lanzada en 22 países, con un costo de 30,3 millones de dólares, para atraer visitantes de fuera de las islas británicas. 

Muchos comercios de la capital irlandesa venden para el aniversario cerveza, whisky y papas fritas con el nombre de Titanic, en tanto una estación de metro vecina al museo tomó ese nombre, lo que fue seguido por casas de comidas rápidas y cafeterías locales.

La red social Twitter será usada por el Museo Marítimo del Atlántico para difundir las transmisiones inalámbricas originales del barco.

El sitio de la fundación privada Ancestry (www.ancestry.co.uk) ya publicó unos 200 mil documentos inéditos sobre el transatlántico, que incluyen información sobre los pasajeros y tripulantes.

También The History Press creó una cuenta en Twitter, por la cual, con diversos personajes, buscará transmitir en tiempo real cómo transcurrió todo a bordo la trágica noche del 14 y 15 de abril de 1912.

Fuente: Telam

Comentarios