Un día más

Venturas y desventuras del año bisiesto

El 2012 trae un día extra que se sumará el próximo 29 de febrero, ¿será bueno?, ¿será malo? no se sabe pero algunos hechos históricos emblemáticos sucedieron uno de esos días "de más" y grandes personalidades nacieron en esa fecha que solo se registra cada cuatro años. Entrá a esta nota y enterate.
lunes, 27 de febrero de 2012 · 17:41

La precisión de los mecanismos del reloj nos ofrece este año un día extra en el calendario. Pero, No es un día como cualquier otro. El 29 de febrero es el momento de recuperar las seis horas que la tierra saca de ventaja, cada año, al calendario. Necesario, dicen los expertos, para que cada siglo no se pierdan 25 días y nos encontremos con nieve en julio y un astro rey asfixiante en pleno mes de diciembre. Aquí viene la explicación científica: la Tierra, en sus movimientos de traslación alrededor del Sol y de rotación sobre su eje, obliga a cuadrar días y años en el calendario con el fin de que los equinoccios y los solsticios ocupen las mismas fechas a lo largo de la historia.

Los ingleses les llaman "leapers" (por "leap year"). Capricho de los Césares, el poder del tiempo les confiere una distinción única: ser bisiestos, esto es haber nacido un 29 de febrero. En España son alrededor de treinta mil los que tienen garantizado eso de "la eterna juventud". También los hay célebres, como el Papa Pablo III, el poeta inglés John Byron o el compositor Giocchino Rossini. Y en la ficción, la revista "Time" dató el nacimiento de Superman un 29 de febrero. En Facebook cuentan con una página con más de 500 miembros e incluso existe un Club Mundial fundado en el País Vasco. Con más apego les tratan en Irlanda, dónde los bebés nacidos ese día han llegado a recibir un premio de setenta libras.

Si algo pesa en el año bisiesto es el refranero. Ateniéndonos al mismo y su "año bisiesto, año siniestro", las efemérides nos descubren el hundimiento del Titanic- 1912-, el comienzo de la Guerra Civil Española (1936) o algunos sonados crímenes como el de Robert Kennedy y Martin Luther King (1968), John Lennon (1980) o Mahatma Gandhi (1948). En el mundo del campo los años bisiestos tampoco son vistos como preludio de buenas cosechas. Desgracias como en cualquier año, al fin y al cabo. En la parte positiva, en nuestra era moderna, la aparición del 29 de febrero también indica la llegada de los Juegos Olímpicos.

Fuente: cadenaser.com