río de janeiro

Triple derrumbe en Brasil: desesperada búsqueda de unos 20 desaparecidos

Equipos de rescate buscan a posibles sobrevivientes entre las ruinas de los tres edificios que se desplomaron anoche, en pleno centro de Río de Janeiro. Trascendió que habría dos víctimas fatales, pero aún no fue oficializado. Las causas de la tragedia serían fallas estructurales en los inmuebles.
jueves, 26 de enero de 2012 · 08:50

Las tareas de búsqueda se llevan de manera interrumpida desde la noche del miércoles, cuando las construcciones de veinte, diez y cuatro pisos, respectivamente, colapsaron por causas aún desconocidas.

"Diecinueve personas que habrían estado dentro de los inmuebles no volvieron a sus domicilios", señaló hoy el alcalde de Rio, Eduardo Paes."Desde anoche montamos un lugar para recibir a parientes y familiares que tendrían personas allí adentro", añadió.

Las autoridades aún no han establecido la causa del desastre, pero descartan de momento que se haya producido por una explosión de combustible como se especuló en un primer momento.

"La mayor posibilidad es la de un problema estructural del predio. No había ninguna denuncia en la defensa civil municipal sobre movimiento de estructuras o de grietas del edificio. Por eso la especulación más fuerte, pero es todavía especulación, es de un problema estructural del predio", sostuvo Paes.

El edificio de 20 pisos se derrumbó alrededor de las 20:40 hora local. Se trataba de un edificio comercial, vacío por la noche, con muchas oficinas de firmas de abogados, dijo uno de ellos, Luciano Bérgamo. Según Bérgamo, en el tercer y noveno piso estaban realizando reformas.

Poco después se vino abajo el inmueble vecino de diez plantas, causando pánico entre los transeúntes. Una espesa capa de polvo cubrió la calle y los autos estacionados alrededor."Todo fue muy rápido. Tuve suerte de salir", dijo uno de los heridos a su ingreso al hospital.

"El edificio se vino abajo, como si hubiera habido una implosión. Parecía el World Trade Center" de Nueva York, comentó por su parte Luiz Trajan, que escuchó "un fuerte estruendo" antes de que la estructura se viniera abajo.

Consternado, Leandro veía su auto con el techo abollado y cubierto de polvo gris. Estaba estacionado a unos20 metrosde los edificios. "Lo principal es que no tenía nada" allí dentro, dijo.

Treinta personas que estaban en un edificio vecino fueron desalojadas por los bomberos sin problemas. Cinco obreros estaban en uno de los edificios al momento del derrumbe, y uno de ellos, Alessandro da Silva Fonseca, quedó atrapado en el ascensor cuando intentaba escapar. Los demás lograron huir.

"Se me acaba el aire, no puedo respirar, hay mucho humo", dijo Da Silva, quien fue rescatado más tarde con éxito por los bomberos.

En octubre pasado, tres personas murieron y 17 quedaron heridas en una explosión causada por una fuga de gas en un restaurante, también en el centro de Río de Janeiro.

(Infobae)

Comentarios