conocía los negocios de su marido

El escándalo en la corona española ahora salpica a la infanta Cristina

La hija del rey Juan Carlos, esposa de Urdangarín, imputado por corrupción, ganó en una sociedad 510.000 euros tras haber invertido sólo 1500.
viernes, 13 de enero de 2012 · 09:09

El escándalo real que atraviesa la monarquía de España se agravó ayer, después de que trascendiera que la infanta Cristina conocía los negocios de su esposo, Iñaki Urdangarín, imputado por presunta malversación de fondos, según se desprende de su declaración patrimonial.

El caso volvió a la primera plana en los diarios ibéricos luego de que se conociera que la Infanta ganó 571.000 euros en solo tres años de actividad de Aizoon, una empresa montada a medias con su marido, con una inversión de apenas 1503 euros. Es decir que la sociedad multiplicó 380 veces su valor inicial.

Aizoon se convirtió rápidamente en una máquina de ganar dinero fundamentalmente gracias a los contratos públicos que el duque de Palma consiguió con la alcaldía de Valencia y el gobierno balear.

Asimismo, resulta como dato concluyente que los investigadores determinaron que el 95% de los ingresos de Aizoon provenían del Instituto Nóos, una organización sin fines de lucro que Urdangarín administró entre 2004 y 2006.

Por otra parte, según informan los principales medios españoles, la contabilidad de Aizoon también ha revelado que la Infanta y su marido cargaban a esta empresa la mayoría de sus gastos familiares: facturas de celulares, el alquiler de su flota de vehículos, la luz, el gas, e incluso gran número de comidas en prestigiosos restaurantes.

Urdangarin es investigado por su presunto enriquecimiento con millones de euros de fondos públicos a través del Instituto Nóos. La polémica arrancó cuando el fiscal anticorrupción de la región de Baleares ordenó el registro en Barcelona de las oficinas de una red de sociedades vinculadas a ese organismo sin fines de lucro.


El Instituto Noos, de Urdangarín y su socio, Diego Torres, habría servido para recibir fondos públicos de las autoridades regionales de forma fraudulenta. La investigación se centra en el cobro de 2,3 millones de euros por parte esa empresa privada en función de la organización del Illes Balears Fòrum, un congreso sobre turismo y deportes, que tuvo lugar en 2005 y 2006.

Urdangarín, que actualmente vive en Washington junto a la hija menor del rey y sus cuatro hijos, deberá acudir el próximo 6 de febrero en persona al juzgado de instrucción número 3 de Palma de Mallorca para declarar sobre sus actividades en el Instituto Nóos al haber sido citado como imputado, ya que la ley sólo prevé la posibilidad de declarar por escrito para los testigos.

En el marco de este escándalo, el rey decidió el 12 de diciembre pasado apartar a Urdangarín de los actos oficiales de la Casa Real, al alegar que su comportamiento "no parece ejemplar". En otro esfuerzo por recuperar la confianza, la Casa Real reveló en diciembre, por primera vez, cómo reparte el rey Juan Carlos el dinero que recibe anualmente del Estado.

(La Nación)

Comentarios