8 muertos y 300 heridos

El Gobierno egipcio habla de "contrarrevolución"

La violencia entre policías y manifestantes antigubernamentales en El Cairo causó 8 muertos y 300 heridos. El primer ministro Kamal el Ganzuri aseguró que 'ni la policía ni el Ejército abrieron fuego'.
sábado, 17 de diciembre de 2011 · 12:18
 
Al Ganzuri indicó que 18 personas fueron heridas de bala y acusó a "elementos infiltrados" que "no quieren el bien de Egipto", sin dar más precisiones.
 
"Los que están en la plaza Tahrir no son los jóvenes de la revolución", afirmó, refiriéndose a la revuelta que acabó con el régimen de Hosni Mubarak en febrero.
 
"No es una revolución, sino una contrarrevolución", dijo el primer ministro, en alusión a los enfrentamientos con las fuerzas del orden del viernes.
 
"El balance de los incidentes del viernes delante de la sede del gobierno fue de ocho muertos y 299 heridos", declaró por su parte Adel Adaui, viceministro de Salud, citado por la agencia oficial Mena. El balance anterior era de 3 muertos y 257 heridos
 
Al parecer, los enfrentamientos se desencadenaron a primera hora del viernes tras el supuesto ataque a un manifestante, ocurrido después de que las Fuerzas Armadas desalojaran a decenas de personas que durante semanas acamparon ante la sede del gobierno, cerca de la plaza Tahrir. La policía militar que protege el edificio negó haber atacado al manifestante.
 
Los heridos sufrieron heridas de bala, fracturas y golpes, de acuerdo con el Ministerio de Salud. El jefe del consejo militar que gobierna Egipto, Hussein Tantawi, ordenó que todos los heridos sean tratados en hospitales de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, ni el consejo ni el primer ministro, Kamal al Ganzuri, hicieron comentarios sobre los enfrentamientos.
 
Según testigos, algunos manifestantes lanzaron piedras y bombas molotov contra las fuerzas de seguridad y éstas respondieron con disparos y gases lacrimógenos. Los testigos aseguraron además que tres vehículos y varias tiendas de campaña de los manifestantes ardieron durante los enfrentamientos. El fuego también habría alcanzado un edificio gubernamental cercano que se encontraba vacío. El viernes fue feriado en Egipto.
 
Decenas de manifestantes acampaban desde hace tres semanas fuera de la sede del gobierno, cerca de la plaza Tahrir, para intentar evitar la entrada al edificio del nuevo primer ministro, Kamal al Ganzuri, a quien ven como parte del antiguo régimen del derrocado Hosni Mubarak.
 
El mes pasado, 45 personas perdieron la vida en enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.
 
Además, ocho miembros del consejo de asesores,creado a principios de este mes para asistir a los gobernantes militares, renunciaron en protesta contra la represión de los manifestantes.
 
"Si lo que está pasando es intencional y premeditado, entonces es una trama en la que no participaré. Si no fue intencional, significa que nos enfrentamos a instituciones que no saben cómo manejar las crisis. Además no podré guiar su comportamiento, haga lo que haga", señaló el profesor de ciencias políticas Moataz Abdel Fatah en su página de Facebook al anunciar su renuncia.
 
Tras las renuncias, el resto del consejo, formado por 30 miembros, demandó que los gobernantes militares ofrezcan una disculpa, indemnicen a los heridos y lancen una investigación de los enfrentamientos.  En tanto, se supo que los partidos islamistas lideran también el recuento de la segunda fase de las elecciones parlamentarias de Egipto, según los resultados preliminares conocidos este viernes.
 
Como en la primera ronda, el partido Libertad y Justicia de la influyente Hermandad Musulmana está al frente en las nuevas provincias que votaron el miércoles y el jueves en el país. Al Nour, el partido salafista, más radical, estaría en segundo lugar, según el diario estatal "Al Ahram", que no especifica cifras. Los dos partidos se situaron muy por delante de la alianza liberal Bloque Egipcio.
 
Dos tercios de los 498 escaños del nuevo Parlamento serán concedidos a partidos y el resto a candidatos independientes. "Al Ahram" anunció que habrá segunda vuelta en muchos distritos en los que no ninguno de esos candidatos obtuvo mayoría.
 
La tercera fase de los comicios, los primeros desde el derrocamiento de Mubarak, se celebrará en enero.

Comentarios