Crisis en europa

España, al borde de la zona de rescate

A tres días de las elecciones generales, Madrid colocó 3.563 millones de euros al 7,088%, la tasa más alta desde 1997. Este jueves, la prima de riesgo de la deuda pública llegó a tocar los 495 puntos básicos
jueves, 17 de noviembre de 2011 · 10:54


La presión no cede sobre la prima de riesgo de España, y esto provoca un encarecimiento de la financiación. Un ejemplo de ello se vio este jueves, cuando el país presidido por José Luis Rodríguez Zapatero debió aceptar un tipo de interés del 7,088% para obtener la mencionada cifra de dinero. Para colmo, la rentabilidad del bono español también se disparó hasta un 6,5% en el mercado secundario.

Aunque las subastas se realizan en el mercado primario, que es donde acuden los Estados para captar financiación, éste y el secundario están interconectados y los intereses se acaban trasladando entre ellos. Horas antes de la subasta, los inversores suelen vender sus títulos y así ejercer presión sobre el Estado para que éste se vea obligado a elevar el interés que va a pagar por los bonos que va a subastar.

Mirando hacia atrás, la última vez que España había pagado un tipo superior al 6% por su deuda a diez años fue en 1997, cuando llegó a abonar un 7,26 por ciento. Todavía eran tiempos de la peseta y en aquella ocasión la prima de riesgo también llegó a superar los 480 puntos básicos, tal como hizo este jueves. En el verano de 1995 se movía en ese entorno, y en marzo del mismo año llegó a tocar los 500.

Por su parte, los mercados de renta variable mostraban caídas de alrededor del 1% en las principales bolsas de Europa una hora después de la apertura. El Ibex 35 de Madrid bajaba el 0,55%; París y Frankfurt perdían alrededor del 1,2% y el Footsie 100 de Londres recortaba sus ganancias un 0,9 por ciento.

Pero como si todo esto fuera poco, las primas de riesgo de otros países que en los últimos días sufrieron la presión de los mercados también tomaron la senda alcista. Uno de esos casos fue el de Francia, que llegó a tocar los 200 puntos básicos para luego tener una ligera baja. Mientras que en Italia la prima se ubica en torno de los 525 puntos básicos, siete unidades por encima de lo que cerró el miércoles.

De hecho, el interés promedio que actualmente paga el Estado por la deuda está en el 3,96%, aunque esta partida ya se convirtió en la segunda en importancia en los presupuestos ante el incremento de la deuda pública, que está en el 63% del Producto Bruto Interno (PBI). Y seguirá aumentado si no se revierte la tendencia al alza en las rentabilidades que está causando la crisis. El origen de estas subidas se encuentra en la mayor desconfianza sobre el conjunto de la eurozona y en el hecho de que la deuda española se asocia con un riesgo moderado.

Para evitar que se repita la noticia de que España vende su deuda al valor más alto en los últimos 14 años, algo que ya sucedió el martes tras una subasta de letras, la única esperanza es que el interés de los bonos a 10 años baje del 6,4% del miércoles al 5,9% que el Tesoro ya abonó en julio. Aunque para ello no dispone ni de días ni de semanas, sino sólo de horas. Muy poco tiempo para tanto riesgo.

Comentarios