El análisis del día

¿Qué pasó con Unión en Mendoza? Eso, a nadie le importa

Grave coletazo de los cruces en el fútbol entra sanjuaninos y mendocinos, los jugadores vivieron el viernes una de terror. Dicen que hasta pudo haber balas. Pero en la policía mendocina no tienen ni la denuncia. Y en los medios ni se mencionó el asunto. Por Sebastián Saharrea.
martes, 08 de mayo de 2012 · 12:32

Seis días después de los excesos policiales en Concepción contra los hinchas mendocinos después del partido San Martín-Godoy Cruz, sucedió lo que todo el mundo esperaba: una represalia en Mendoza contra un equipo sanjuanino. Le pasó al equipo de Unión, que viajó a San Martín para enfrentar al equipo del Este, y en el camino –a la altura de Lavalle- les destrozaron los vidrios del colectivo. Cuentan los jugadores del equipo del Sur –que minutos después obtendría un valioso empate 1 a 1- que vivieron minutos de mucha angustia y miedo, y que estuvieron a punto de pegar la vuelta.
El episodio demostró que no alcanza con prohibir a los hinchas visitantes acudir a un cruce entre San Juan y Mendoza, como se había dispuesto. Porque este partido tenía vedado a los hinchas de Unión viajar a Mendoza, pero igual a las agresiones físicas las sufrieron los jugadores.
También abre un interrogante sobre el rol de la policía. Porque el colectivo en que viajaba el equipo sanjuanino estaba escoltado por la policía y fue agredido en un descampado de la ruta. O la misma policía mendocina entregó la zona por donde pasaría el colectivo, o se mostró también ineficiente para frenar y buscar a los agresores del colectivo en una zona inhóspita, con muchas chances de encontrarlos. O las dos cosas.
 En el colectivo dicen que el segundo impacto sobre el vidrio –el mismo tipo de ataque que le costó el ojo a un hincha del Tomba- pudo haber sido de bala por el tipo de disparo y porque no fue encontrado el proyectil.
Pero no hay datos de que la policía hubiera siquiera buscado a los agresores, mucho menos de que se hubieran interesado por el episodio. En la policía de Jocolí y de Lavalle no tienen ninguna novedad. Ni siquiera hay denuncia, dijeron. Tampoco el ataque mereció alguna consideración importante entre los medios de comunicación.
Ahora, ¿prohibirán a los equipos viajar de visitantes, igual que se prohibió a los hinchas?

Comentarios