Transporte

Los números en rojo de los remiseros y taxistas sanjuaninos en tiempos de crisis

El porcentaje de viajes bajó dramáticamente en el año, lo que impactó en la recaudación. A esto se le suma la suba de los costos y la cantidad de ilegales que sale los fines de semana a trabajar.
lunes, 09 de septiembre de 2019 · 22:50

Cada vez es más difícil para los choferes de taxis y remis juntar los $1.200 que deben tener diariamente para trabajar. Este dinero se destina al pago del alquiler del auto y del combustible. El contexto de crisis económica redujo la cantidad de pasajes un 50%, según informaron desde el sindicato de Peones de Taxis y Remis. La reducción de viajes y el incremento de los costos, complicó seriamente a los choferes, quienes a veces no llegan a recaudar la plata necesaria para hacerle frente a los gastos fijos. 

Gustavo Gómez, a cargo del gremio, dijo que un relevamiento propio arrojó el tremendo dato de descenso de viajes. Los pasajes que más han caído son los de distancias cortas, de 10 a 15 cuadras. La gente prefiere caminar y ahorrarse este dinero que antes destinaba para tomarse un remis. 

Entre los gastos fijos que tiene un chofer, se encuentra el alquiler del auto por 12 horas (un turno) que equivale a $800 diarios, a lo que se le suma $400 (como mínimo) en combustible. A estos gastos se le suma el monotributo. El propietario del vehículo tiene que pagar la desinfección mensual ($200), el seguro (entre $800 y $1.200), la revisión técnica obligatoria cada seis meses ($1.700). El otro costo diario es el de la frecuencia, que promedia los $150 a la remisera.

En general, un chofer además de sus clientes y los pasajes de calle que levanta obtiene unos seis viajes diarios de la remisera en la que trabaja. “Una vez que el chofer ya juntó los $1.200 empieza a sumar para su bolsillo. Ahora se está recaudando entre $450 y $550 por día y con suerte. Hay veces que no llegan ni siquiera a cubrir los costos”, agregó Gómez.

Los fines de semana era el momento ideal para que los choferes pudieran hacer una diferencia pero esto también quedó en el pasado. Es que el panorama que se registra los viernes, sábado y domingo es muy complejo. A los 2.000 vehículos legales que circulan, se le suman los ilegales de siempre y desocupados o gente que no llega a fin de mes y sale a levantar pasajes los fines de semana para hacer una diferencia.

La bajada de bandera aumentó a $40 durante el día y en la noche pasó a $43 y cada 100 metros se cobra $2,70 en el turno diurno y $2,90 en el nocturno. Los incrementos de la tarifa disminuyeron los viajes pero los precios sí o sí tuvieron que subir por el aumento de los combustibles. 


 

Comentarios

Otras Noticias