energía 

En pleno invierno, Energía San Juan retiró hasta 20 medidores diarios

En agosto de 2019 se produjeron 607 quitas de suministros, que es la medida más extrema ante la falta de falta de pago, después de 30 días de cortado el suministro. Comparado con 2018, hubo un aumento del 57% de casos. 
miércoles, 13 de noviembre de 2019 · 16:47

El número de sanjuaninos que sufrieron el corte completo de la energía eléctrica en 2019 aumentó un 38% con respecto al año pasado. Se trata de la medida más extrema que toma la distribuidora (en en el caso de la provincia, Energía San Juan) ante los clientes que tienen deudas. Para llegar a este punto, en el que el usuario pierde el suministro por completo, primero tiene que atrasarse cinco días, que le corten la luz con el procedimiento normal y luego pasar treinta días sin el servicio y sin pagar para llegar a la instancia del retiro del medidor. 

Esto quiere decir que en el último, los casos de mora extrema de Energía San Juan se incrementaron y llegaron a un pico máximo en agosto, cuando crecieron la cantidad de desconectados en un 57%. A lo largo de lo que va del año, los departamentos que más se quedaron con el triste primer puesto de más desconectados fueron Chimbas y Rawson. Estos dos departamentos fueron cuatro veces escenario de la mayor cantidad de desconexiones. En febrero el puesto lo ocupó Pocito y en octubre Capital, completando los 10 meses récord de desconexiones.  

La información se desprende de un informe del EPRE, que reveló los datos mes a mes y departamento a departamento de cuántos medidores se retiraron en la provincia tanto en los últimos 10 meses 2019 como en todo 2018. De la comparación entre los dos periodos llama la atención el incremento de la cantidad de cortes. El promedio del año pasado fue de 312 cortes mensuales, a una media de 10 retiros diarios, mientras que en lo que va de 2019, el promedio es de 430 cortes al mes, siendo agosto (607) el que más registro y octubre el que menos (264).

Los dos peores meses, en los que se vio el pico de retiro de medidores, fueron agosto y mayo (582), seguidos de cerca por julio 562). En estos tres picos, se registraron 19.6, 18.6 y 18.2 retiros diarios. Todos estos meses coincidieron con momentos críticos para la economía o justo posteriores, con saltos del dólar o picos de inflación en el periodo anterior o el previo a este, en un año en el que la economía fue especialmente turbulenta. El periodo que comprende el tercer trimestre del año, que fue uno de los que sumó mayor cantidad de desconexiones, fue también en el que se vivieron algunos de los momentos más complejos para el país. 

Pero además, la franja de mayo a septiembre, que es es la más fría en San Juan, acumula el 60% de las quita de medidor que se dieron durante lo que va del año. Esto refleja que la mayoría de los que no pudieron pagar la electricidad y cayeron en la desconexión tuvieron que vivir parte de los meses más duros sin energía eléctrica. Esto toma otra relevancia si se toma en cuenta que el grueso de estas medidas (aproximadamente el 90% o más) se aplican a los grupos residenciales, los que tienen menos consumo y son sobre todo hogares de familia. 

La diferencia entre el año 2019 y el 2018, más allá del promedio, fue que en los últimos meses hubo un aumento muy marcado de estos picos de retiro, incluso en comparación con la cantidad de usuarios. Es que EPRE también calculó qué porcentaje de los usuarios existentes (ya que de un año a otro se suman nuevos clientes) perdió su medidor. 

De esto queda claro que en 2019, por primera vez, la cantidad de personas que quedaron en mora extrema superó el 0.2% de la cantidad de usuarios, algo que años anteriores no había pasado. En su peor momento, poco más del 0.25% de los clientes de Energía San Juan pasó un mes sin poder reconectarse a la energía y terminaron perdiendo su número de servicio. 

Comentarios