cumbre de gobernadores

Impulsan un instituto nacional para la aceituna

Los mandatarios de San Juan, La Rioja y Mendoza, impulsan la creación de un instituto olivícola similar al que tiene el sector vitivinícola para controlar la calidad de los aceites de oliva.
viernes, 10 de febrero de 2012 · 08:28

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

“Hemos acordado con los gobernadores avanzar en un proyecto de ley que cree un instituto similar al INV -Instituto Nacional de Vitivinicultura- para el olivo, que controle la genuinidad de la producción de aceites y conservas”, dijo el gobernador José Luis Gioja, al término de la reunión que mantuvo en Mendoza con el gobernador Paco Pérez y el mandatario de La Rioja, Luis Beder Herrera.

La iniciativa de los gobernadores de las principales provincias olivícolas -sólo falta sumar a Catamarca- impulsa la creación de un ente que se ocupe de la fiscalización, investigación, control de calidad, promoción de exportaciones, sanciones, elaboración de  estadísticas, entre otras cosas, del sector olivícola, que hoy sólo cuenta con cámaras empresariales en cada provincia.

Para San Juan, la creación de este Instituto Nacional de Olivicultura -INO- no es un tema menor ya que el olivo es la segunda producción agrícola de importancia, en superficie implantada, con unas 24.000 hectáreas.

El Ministro de Producción y Desarrollo Económico Marcelo Alós, contó que los gobernadores y ministros del área hablaron de la necesidad de generar una entidad que guarde la genuinidad del aceite de oliva y conservas. “Existe la posibilidad de generar una especie de brazo dentro del INV que haga estas funciones en principio, esto para aprovechar esta institución y su experiencia, y para que no sea tan oneroso ponerlo en marcha”, explicó Alós.

El tema tiene que discutirse con Catamarca, que es la principal productora de aceitunas del país. Pero, a priori, la gente del INV manifestó que es posible, que estudiarán el tema para tener claro qué cosas del organismo vitivinícola se podrán usar para llevar a cabo las primeras funciones y cuáles no tienen y deberán sumar necesariamente. “Los gobernadores han pedido a los ministros que sigamos  discutiendo el tema, que sigamos trabajando en esto”, señaló Alós.

La pata empresarial

En el sector empresarial la noticia de la creación de este instituto no cayó del todo bien. Desde la Cámara Olivícola de San Juan, hoy acéfala, Patricio Vallejo –último presidente de la entidad- dijo que, de crearse el organismo debería trabajar para facilitar las cosas de productores e industriales y no para burocratizar.

“A nivel nacional se evitó cualquier tipo de instituto, no porque no cumplan una buena función, sino para asegurar que no sea un organismo para burocratizar las cosas”, explicó.

Vallejo aseguró que desde la cámara tienen comunicación permanente con el gobierno a través de la Mesa Olivícola de la forman parte. “Si se avanza en esto, que sea en base al consenso de la Mesa San Juan y del resto de las mesas provinciales. Y si se genera, que sea algo que sume y no que ponga más trabas, porque el sector está mal”, dijo el empresario.

A pesar de los excelentes números que arrojaron las exportaciones de 2011, donde el aceite de oliva fue el producto que más creció respecto al 2010,  un 276 % en dólares, los olivícolas insisten en que están pasando un mal momento. Aseguran que el aumento se debe a que entraron en producción muchas hectáreas nuevas y que por eso se vendió más volumen, pero que los costos internos son cada vez más altos y que los precios internacionales siguen chatos debido a la crisis internacional.

“Hace un par de años que las inversiones de la producción primaria están frenadas. No hay un dato cierto de las hectáreas actuales y es un reclamo viejo la necesidad de un censo olivícola, creemos que hay entre 20.000 y 24.000 hectáreas, muchas se erradicaron porque estaban en zonas de heladas”, aseguró Vallejo.

Agregó que los precios internacionales no han mejorado y que necesitarían un aumento del 40 % del precio actual de la tonelada de aceite de oliva para compensar los costos internos y tener margen.

A esto, siguió explicando el empresario, se sumó el granizo caído en los últimos días que destruyó cientos de plantas. “Esperamos desesperadamente la ayuda del gobierno, porque al daño de las heladas le sumamos ahora el granizo”, dijo.

Vallejo explicó que la Cámara Olivícola está en proceso de reorganización y que en marzo se convocaría a asamblea para elegir las nuevas autoridades y regularizar la entidad.

Comentarios