subsidios

Un colectivo en San Juan recibe casi 4 veces menos que uno en Capital Federal

Las cifras nacionales señalan que mientras acá reciben unos 15 mil pesos por mes, en Capital son 54 mil pesos; lo que termina impactando en el precio del boleto. Los empresarios de ATAP dicen que la diferencia es menor.
sábado, 19 de noviembre de 2011 · 13:45

 

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

Un colectivo de corta y media distancia en San Juan recibe de subsidio nacional unos 15.000 pesos, mientras que uno en Capital Federal recibe unos 54.000 pesos por mes, según las cifras que se manejan a nivel nacional. Aunque los empresarios de micros que conforman la Asociación de Transporte Automotor de Pasajeros (ATAP), aseguran que la diferencia es menor.

Esta distribución coloca a la provincia muy por debajo del nivel de ingresos por subsidios que tiene la Capital, e influye de forma directa sobre el precio del boleto: Acá el mínimo cuesta 2 pesos y allá, 1,20.

 En San Juan hay 450 unidades de transporte público, que reciben un total de  6.750.000 pesos por mes de subsidio. Ricardo Salvá, titular de ATAP, explicó a Tiempo de San Juan que las diferencias entre lo que recibe Capital Federal y lo que recibe San Juan tiene sus argumentos.

 A nivel nacional, los medios publicaron que cada uno de los 16.000 colectivos que prestan servicio en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, recibe un subsidio de 54.375 pesos por mes; mientras que los del interior reciben 14.600. Así, mientras que  el primer grupo recibe $870 millones, al interior del país sólo llegan $ 235 millones mensuales.

  “Yo revisaría esa información, porque si bien ellos reciben más, no creo que la diferencia llegue a tanto. Es probable que hayan tomado la cifra más alta, pero puede tratarse de una situación particular de una empresa, que no es la generalidad”, dijo Salvá.

 El empresario justificó la diferencia señalando que a las empresas de Capital Federal tienen  algunas exigencias que no las tienen en el interior, como colectivos automáticos  -sin cambios-, que son vehículos más consumidores y más caros. Tienen motores traseros, lo que hace que el chofer no tenga ruidos molestos y son más costosos para mantenerlos.

A estas diferencias en los vehículos, más el elevado costo de mantenimiento y las tarifas, inferiores al resto del país (compensadas con una mayor cantidad de usuarios), se suma el costo extra del expendedor automático de boletos, ya que no sólo comprar el sistema es costoso, sino que tiene costos extra de mantenimiento ya que requiere personal para que atienda las máquinas de cada vehículo y personal extra para hacerse cargo de la comercialización de pasajes. Es que los comercios que recargan las tarjetas electrónicas -sistema SUBE- que  se usan en Capital como boleto electrónico, cobra un porcentaje sobre el precio del boleto.

“Pero la menor tarifa de los colectivos en Capital Federal es compensada con un mayor índice de ocupación de los colectivos, viaja más gente a menos precio”, repitió el empresario.

Los costos

Los empresarios de ATAP, que agrupa a 11 empresas de transporte urbano que operan en San Juan, señalan que por venta de pasajes y por ingreso de subsidios, es decir, todo lo que entra en pesos por un colectivo, se distribuye en: 50 % para los sueldos de los choferes, 30 % se va en gastos de combustibles, mantenimiento y repuestos en general de las unidades; y un 10,5 % se destina a impuestos. “Cuando uno dice que el boleto vale 2 pesos, en realidad vale 1,80 más IVA. En definitiva los números que se manejan son elevados, pero en el transporte siempre son de acotada rentabilidad”, dijo Salvá.

El aumento

Los rumores sobre la quita del subsidio al transporte, puso en alerta a los empresarios y en una reunión realizada esta semana, calcularon que sin este fondo que entrega la Nación, el boleto en San Juan costaría $ 4,50.

“Con los funcionarios de San Juan no hemos tenido contacto, pero lo que se habla en las cámaras de Buenos Aires, es que por el momento para el transporte público no hay nada que haga avizorar que se vaya a quitar el subsidio”, señaló el empresario.

 Aunque también opinó que la quita del subsidio “sería una manera de ir sincerando el sistema, creo que no es sincero el modo que se establecen las tarifas en Argentina, pero entiendo que es una cuestión ideológica. En Chile el gas cuesta 6 veces más que el país y pasa lo mismo con la electricidad, el peaje y el  transporte”.

Comentarios