Historia

Evenepoel: de crack de fútbol a ser el joven “maravilla” del ciclismo mundial

Tenía 17 años cuando jugó en un equipo de la Primera de Bélgica y hasta en la Selección. Ahora, con 20 recién cumplidos, se consagró campeón de la Vuelta a San Juan.
domingo, 2 de febrero de 2020 · 10:28

Hasta hace tres años Remco Evenepoel, el mismo que este domingo se alzó con la corona de la 38º Vuelta a San Juan, era una de las promesas del fútbol belga. Con 17 años integraba las filas del Royal Sporting Club Anderlecht y ya había sido convocado varias veces por la selección juvenil. Era titular indiscutido hasta que en un partido, sin explicaciones previas, lo mandaron al banco. Aquel día, según él, se desilusionó del fútbol y comenzó su afición por el ciclismo.

El joven es oriundo de un pueblito llamado Schepdaal, donde hay unos 5 mil habitantes. Tenía 5 años cuando comenzó y terminó su carrera como jugador de fútbol en el Anderlecht (en el medio integró la academia juvenil del PSV Eindhoven). Incluso su altísimo nivel lo llevó a disputar cuatro partidos con la Selección Belga  Sub-15 y otros cinco con la Sub-16. Era volante central, de los buenos. Crack enserio, decían algunos medios europeos.

Sin embargo, cuando estaba por dar el salto a la Primera, sorpresivamente colgó los botines. “Perdí la motivación por el fútbol porque siempre era titular y de repente me dejaron en el banquillo, pedí explicaciones y no me las dieron. Desde entonces, dejé el fútbol y me dediqué al ciclismo”, contó en una entrevista a Nicolás Van Looy (Ciclo 21).

Su padre, Patrick Evenepoel, fue un ciclista profesional y el chico no pensó en otra cosa que no sea seguir sus pasos. "Me pasé al ciclismo porque me estaba cansando del fútbol y quería probar algo nuevo, reavivar mi pasión por este deporte. Así que se lo dije a mis padres y agarré la bici de mi papá para dar una vuelta y empezar a entrenar”, agregó.

Ahora es el fenómeno del pelotón. Lo apodan “El pequeño Caníbal”, “El joven maravilla” y hasta “El Messi del ciclismo”. Con apenas 20 años se adjudicó hazañas memorables: entre ellas la Vuelta a Bélgica y la Clásica de San Sebastián. Ahora escribió otra de las páginas doradas en el ciclismo nada menos que en San Juan.  

 

Comentarios