Fútbol local

Escándalo en la Liga Sanjuanina de Fútbol: ola de renuncias y fuerte enojo contra Cuevas

Gerardo Iturrieta pegó el portazo y presentó su renuncia como tesorero del organismo sanjuanino. El encargado administrativo, que lleva 42 años en el ente, también se fue. Detalles de un conflicto anunciado.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 19:24

La gestión de Oscar Cuevas parece resistida, incluso antes de aceptar ser el conductor de la Liga Sanjuanina de Fútbol. En la previa de los comicios un grupo de dirigentes intentó frenar su asunción respaldando a Alberto Platero, el presidente saliente, y hasta existió la posibilidad de crear listas paralelas para pelearle el sillón grande de calle Santa Fe. En este contexto apareció un hombre clave, Claudio Chiqui Tapia, presidente de la AFA, quien salió a bancar al dirigente "bohemio" para que finalmente tome control del fútbol sanjuanino. Pero ahora, a cuatro meses del cambio de autoridades, se desató otro capítulo más de un conflicto ya anunciado. 

La bomba estalló este miércoles cuando Gerardo Iturrieta, el dirigente que dejó la presidencia de Colón Junior para ocupar el puesto de tesorero, presentó su renuncia formal en el grupo de WhatsApp que comparte con los presidentes de los otros clubes y Oscar Cuevas, nada menos. "Cumplo en informar mi decisión de RENUNCIA (con mayúscula) al cargo de tesorero de la LSF, cargo que me fue otorgado mediante asamblea del día 22/01/21, en el que fui promovido por la mayoría de los clubes que componen esta liga", así arranca el comunicado que envió Iturrieta. 

En el texto explica, como punto principal, que la decisión tiene que ver con "no sentirme parte de las decisiones del andamiaje diario de la institución". Además habla de "toma innecesaria de personal y relaciones arbitrales". Esto último tiene que ver con las siete personas que sumó Cuevas como personal de la Liga Sanjuanina de Fútbol: tres administrativos, dos seguridad, una kinesióloga para árbitros y una secretaria personal. Todos estos puestos se sumaron a partir de esta nueva gestión, ya que no existían en la conducción de Alberto Platero, y generaron un fuerte enojo en el seno de la LSJ. 

En realidad el malestar parte porque los cargos no fueron consensuados entre todos los integrantes de la Comisión, y mucho menos pasaron por Tesorería, el sector que dirige Iturrieta y se encarga de administrar las cuentas de la institución. Esto provocó la irrevocable renuncia del ex presidente de Colón y que podría sumar nuevas bajas en los próximos días. 

Según pudo averiguar Tiempo de San Juan, hay otros dos dirigentes que también tienen la intención de dejar la Liga. Se trata de Rubén Galdeano, primer vocal, y Oscar Vargas, pro-tesorero, quienes amenazan con dejar el organismo futbolero. Además se supo que Arturo Tapia, quien trabajaba desde hace 42 años como encargado administrativo, renunció hace pocas semanas y el motivo habría sido "desentendimientos" con la actual gestión. 

 

Comentarios