Testimonio

El sanjuanino que recuerda a su hermano rugbier desaparecido

Oscar Malberti es hermano de Jorge uno de los 151 rugbiers que desaparecieron en la última dictadura que se llevó a cabo en el país. El menor de una familia que respira rugby habló sobre la vida del back de Amancay y del difícil momento que tuvieron que atravesar al no saber nada de él.
domingo, 8 de septiembre de 2019 · 17:16

Por Germán Rosales

"Las ideas no se matan". Frase que inmortalizó el maestro de América. Una generación de jóvenes argentinos la hizo piel en la que vivió y luchó bajo esta premisa. Alrededor de 151 personas entendieron que la vida tiene sentido y la encontraron a través de una pelota rebelde que va de acá para allá con destino incierto pero con un único motivo, ser mejor que antes. 

Y es así como rugbiers de todo el país se prometieron construir un país diferente. El sanjuanino Jorge Malberti fue uno. Aquél entusiasta wing de Amancay viajó a Córdoba para estudiar Abogacía. En el último año de la carrera decidió ingresar a periodismo. Mientras tanto, se comprometió con la sociedad gracias a los valores que le dejó el rugby. 

Jorge Malberti cruzado de brazos

Inolvidable fue el día de aquel joven de 23 años cuando se recibió y su familia fue a festejar con él tan noble logro sin saber que era la última vez que lo vieron. Después, una fría noche en alto Alberdi un grupo de militares se lo llevó encapuchado sin destino cierto. Jorge padre y Carlos Malberti agarraron inmediatamente el Renault 12 y partieron desde San Juan a Córdoba para buscar al rugbier sanjuanino.

Golpearon puertas en iglesias, hospitales y cuarteles. Recorrieron el territorio cordobés de punta a punta pero nunca más volvieron a saber nada del back de Amancay.

Algunos le decían que estaban en el exterior, otros en la otra punta del país; pero la respuesta siempre fue la misma. El próximo 14 de septiembre cumpliría un año más de vida y sus íntimos todavía tienen la esperanza de saber que fue lo que pasó y porqué Jorge Malberti no apareció.

Oscar tenía 9 años y sus recuerdos son pocos precisos. Sin embargo, sus hermanos les cuenta y recuerdan cada anécdota de aquél travieso backs que siempre iba para adelante comprometiéndose con la sociedad porque la vida y el rugby le enseñó vivir de ese modo.

"Mi hermano fue una persona de ideales como todos los rugbiers. Siempre nos comprometimos con la sociedad y solemos ser solidarios. Esto lo aprendimos cuando empezamos a practicar este deporte" Afirmó con orgullo Oscar Malberti.

"Admiré mucho a mis padres. Cuando pasó lo que pasó. Tanto mi mamá como mi papá siempre le metieron para adelante con una sonrisa en la cara pero sabíamos que ellos estaban destruidos por lo que sucedió y nunca lo demostraron adelante nuestro. Con sus ejemplos pudimos avanzar" dijo Óscar.

Lamentablemente en la vida no siempre uno podrá encontrar todas las respuestas. Para la familia dónde está Oscar podría convertirse en una. Sin embargo, todos los recordarán cómo aquél petiso tozudo que nunca le tuvo miedo a nada y siempre fue para adelante con convicción cómo le enseñó esa pelota ovalada que sigue picando sin destino fijo

0%
Satisfacción
20%
Esperanza
0%
Bronca
80%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios