La gimnasta que enamora al mundo

Video: Katelyn Ohashi volvió a ser viral con una rutina perfecta

La atleta de 22 años la rompió en el torneo profesional Aurora Games.
domingo, 25 de agosto de 2019 · 10:32

Katelyn Ohashi pasó de ser la promesa de la gimnasia artística en los Estados Unidos, al retiro y luego a la viralización con un regreso con gloria. Esta vez, la atleta de 22 años que enamoró a todos a principios de año con una rutina al ritmo de Michael Jackson, la rompió en el torneo profesional Aurora Games y llegó a todos a través de las redes sociales.

En esta ocasión, la estadounidense recibió un 10 perfecto, el tercero en lo que va del año. Pero lo hizo por primera vez en una competencia profesional entre equipos y no entre universidades. Su actuación le sirvió al Team América para vencer al Team World.

Sin dejar de lado la simpatía que siempre la destaca, Ohashi deslumbró con sus saltos y sus bailes en una rutina perfecta.

Katelyn Ohashi, la gimnasta de la rutina viral, volvió a sacarse un 10

En enero de 2019 fue cuando comenzaron a viralizarse las rutinas de esta atleta. Primero mostró sus credenciales en la Arena de Anaheim y un mes más tarde, ante 7.000 espectadores, en Seattle, conquistó al mundo con otro 10, representando a la Universidad de California.

"Estuve en la cima del mundo. Era una esperanza olímpica. Era imbatible. Hasta que dejé de serlo", contó cuando comenzó a hacerse conocida para el mundo.

En 12 temporadas de preparación en la gimnasia para meterse en la elite, convivió siempre con la palabra "promesa". Se entrenaba en el gimnasio del campeón soviético Liukin en Texas y del que salieron Carly Patterson (campeona en Atenas 2004) y Nastia Liukin (Beijing 2008). Impresionaba con sus movimientos precisos y su concentración.

En el equipo juvenil de Estados Unidos conoció -por ejemplo- a Simone Biles, una de las amigas que le dio la gimnasia. A ella le ganó en 2013 la American Cup y muchos ya la imaginaban campeona en los próximos Juegos Olímpicos. Pero el ideal estaba lejos. Las presiones para que cuidara su físico y no superar un peso específico se hicieron insoportables.

Una grave lesión en la espalda y otras dos en los hombros fueron el desenlace de la presión del mundo de la gimnasia y un desorden alimenticio que reveló recién el año pasado, en un video de 6 minutos publicado en The Players Tribune.

"Me dijeron que era vergonzoso lo gorda que estaba. Me comparaban con un pájaro que no podía volar. No podía aceptarme a mí misma. No era feliz", relató entonces. Su cuerpo había dejado de ser el de una niña y ese físico ya no entraba en los "estándares" de quienes construían su carrera.

Pero nada pudo esconder su pasión, ni esos dos años en los que no tuvo otra opción que recuperarse y en los que llegó a sentirse "feliz" estando lesionada. Mientras Biles triunfaba en Río 2016, Ohashi se reencontró con la gimnasia en la universidad. Comenzó a estudiar Género y Sociología en UCLA y en Los Ángeles se le abrió nuevamente la puerta del deporte.

La rutina de gimnasia artística perfecta y al ritmo de Michael Jackson que se hizo viral

De la mano de Valerie Kondos Field (Miss Val), leyenda del deporte universitario como responsable de un equipo que también tiene a Kyla Ross (oro por equipos en Londres 2012) y Madison Kocian (oro por equipos en Río 2016 y plata en paralelas), Ohashi volvió a ser feliz.

"No he sido capaz de sentir esta felicidad en mucho tiempo. Ahora puedo competir con una sonrisa en la cara y no se trata ya de conseguir un resultado ni un podio", confesó la campeona nacional de suelo 2018. Desde entonces no para de cerrar rutinas con un 10 perfecto.

Fuente: Clarín

Comentarios