violencia en la cancha 

Batalla campal y furiosa golpiza a jugadores bohemios en San Luis 

Peñarol jugaba contra Sporting Victoria de San Luis, ingresaron hinchas y agredieron violentamente a todos los jugadores. 
sábado, 11 de mayo de 2019 · 19:40

El partido que disputaban Sporting Victoria y Peñarol de San Juan terminó de la peor manera: cuando transcurrían 30 minutos del segundo tiempo y el marcador estaba 0 a 0, hinchas puntanos ingresaron a la cancha y se produjo una verdadera batalla campal. Según integrantes del equipo sanjuanino, los jugadores bohemios terminaron siendo golpeados por al menos cinco barras cada uno, en un enfrentamiento violento y muy desigual. 

Ante esta situación, el encuentro por el Regional Amateur quedó suspendido, tras la decisión del árbitro Héctor Lingua. 

Peñarol viajó a San Luis con las ilusiones bien altas, ya que el partido de este sábado era el de vuelta y en el encuentro anterior, en San Juan, habían ganado 4 a cero. Hasta el ataque de los hinchas, el encuentro estaba empatado 0 a 0, dejando en ventaja al Bohemio. 

Los hechos de violencia empezaron mucho antes del primer pitazo del partido, ya que la noche anterior los integrantes del plantel bohemio sufrieron agresiones.  Según relataron, les tiraron bombas de estruendo, estuvieron en el lugar donde se hospedaban haciendo ruido y hasta los amenazaron con no dejarlos llegar a la cancha. 

 

Cómo quedó Bove tras las agresiones en San Luis. 

Las sospechas no tardaron en confirmarse. Cuando empezó el partido el ambiente estaba tenso tanto en las tribunas como en la cancha. A los 20 minutos del primer tiempo el árbitro sacó la tarjeta roja a uno de los jugadores de Victoria de San Luis, el volante Walter Quevedo. 

Esto provocó un primer entredicho entre jugadores y el árbitro, que también recibió un golpe por parte de un jugador. Los locales aseguraron que la jugada del expulsado no había sido de tanta gravedad como para la expulsión. 

Todo siguió tenso hasta que, hacia el final del segundo tiempo, la situación se terminó de descontrolar cuando Lingua suspendió el partido por una bomba de estruendo. En ese momento los hinchas ingresaron a la cancha y se armó una batalla campal, en la que participaron también jugadores y cuerpo técnico del equipo puntano. Incluso, los jugadores denunciaron que les cerraron el portón de la cancha, impidiendo que escaparan de las agresiones. 

Poco después intervino policía de la provincia vecina, aunque no antes de que varios sanjuaninos sufrieran heridas y cortes varios. Ernesto Ceballos, del equipo sanjuanino, tuvo que ser trasladado al Hospital ya que se desmayó luego de que le dieran un rodillazo en el pecho. El resto sufrió golpes de puño, patadas y rodillazos y un jugador salió con un corte en la cara. El arquero también terminó con un brazo lesionado.

 

Comentarios