Desde España

Emiliano Sala: en medio del dolor, otro club busca sacar provecho

Un equipo español pretende beneficiarse por los derechos formativos.
domingo, 10 de febrero de 2019 · 07:59

El club Platges de Calvia, de Islas Baleares (España), pretende cobrar por los derechos de formación de Emiliano Sala, el futbolista argentino que murió cuando el avión que lo trasladaba cayó a las aguas del Canal de la Mancha el 21 de enero, una vez que Cardiff de Gales y Nantes de Francia lleguen a un acuerdo económico sobre su pase.

Sala, cuyo cadáver fue localizado el jueves en el avión siniestrado en el Canal de la Mancha, jugó en Platges cuando tenía 17 años en el Soledad en 2006-07, club mallorquín que fue absorbido por el Platges en 2016, junto con el Montuiri.

El jugador santafesino llegó al Soledad a través de la escuela de fútbol ‘Proyecto Crecer’ y el club balear quiere consultar a la FIFA si tiene algún derecho sobre su traspaso, según lo informa el sitio de internet Besoccer.

“Si se aplica el reglamento internacional sobre formación de jugadores tenemos derecho a cobrar. Por ello, queremos que nuestro servicios jurídicos se pongan en contacto con la FIFA y determinen si cabe esa posibilidad, aunque por ahora no hemos reclamado ni pedido nada”, declaró Armando Pérez Costas, presidente del Platges de Calviá.

El directivo asegura que el Cardiff “tiene una deuda” con el Nantes, ya que “la operación se hizo”, a la vez que señaló que “desconozco las cláusulas del contrato firmado entre el club inglés y el francés, pero lo cierto es que hay un traspaso firmado y una deuda entre una entidad y otra”.

Sala llegó a la capital balear con 16 años junto a otros jóvenes futbolistas argentinos que intentaban hacer camino profesional en Europa y había sido traspasado del Nantes al Cardiff de la Premier League en 19 millones de euros. Nantes le dió plazo de 10 días al Cardiff para que la abone la primera cuota del pase (5.000.000 de euros), mientras que el equipo galés pretende pagar una vez que se determinen claramente las causas del accidente. Increíble. No se respeta tanto dolor.

(Fuente: Los Andes)

Comentarios