Fútbol

Lucas Salas, el pibe que resignó todo por una revancha

Dejó Grecia y la estabilidad económica para jugar en el Federal A. Ahora desde Bahía Blanca habla del fútbol de ascenso como un "desafío" y un trampolín para volver a las grandes categorías.
jueves, 10 de octubre de 2019 · 21:03

Vaya si la vida de Lucas Salas ha dado muchas vueltas. Aquella promesa verdinegra que llegó a Primera y luego emigró a Grecia tras un fuerte conflicto con la comisión directiva de San Martín, hoy busca revancha en el Torneo Federal A. El volante de 25 años defiende los colores de Olimpo de Bahía Blanca, club al que llegó resignando dinero pero con el firme objetivo de sumar minutos y volver, a lo grande, al ruedo en el fútbol argentino. 

"Si seguía en Europa, iba a desaparecer del plano futbolístico", cuenta Salas a Tiempo de San Juan. El sanjuanino estuvo integrando las filas del Asteras Tripolis FC, club que milita en la primera división de Grecia. Allí disputó apenas dos partidos, uno por repechaje de la Europa League y otro por la Copa Griega. "No pude jugar muchos partidos e iba desapareciendo del radar de los equipos", agrega. 

Regresar a Argentina fue un desafío. No sólo en lo futbolístico sino también en lo económico. Salas resignó la estabilidad económica para tener continuidad y revancha en el fútbol. "Fue un cambio en lo financiero. Pero preferí volver porque necesitaba minutos y partidos, volver a mostrarme porque sinceramente no estaba jugando mucho. Necesitaba agarrar confianza, volver a sentir esa adrenalina que te da el juego". 

La primera oferta que llegó del fútbol argentino fue de Olimpo y no lo dudó. Con Sergio Lippi como DT, hoy Salas  ha sido titular en los últimos tres partidos. "Olimpo es un equipo grande para el Federal A. Ahora estamos terceros en la tabla, así que bien. La idea es ascender y estar en lo más alto posible", apuntó. 

Para Salas no es la primera vez en el fútbol de ascenso, ya jugó antes la B Nacional con San Martín. Sin embargo califica esta categoría como "aguerrida" y difícil para sus características. "Hay pocos espacios, pero me estoy adaptando. Ahora me siento bien y me pone muy contento", dice, ilusionado. 

Se viene Peñarol

El próximo fin de semana el equipo de Lucas Salas recibirá a Peñarol de San Juan en Bahía Blanca. Para el sanjuanino será un encuentro especial y cargado de emociones. "Tengo uno de mis mejores amigos jugando en Peñarol, Federico Paz. Ojalá le toque estar. También conozco al DT. Es un club al que le tengo cariño, jugué dos años allí", cierra.